lunes, 4 de febrero de 2013

Diferentes clases de políticos (o políticos de diferentes clases) por Vicent Selva


Hace unos días, en el pleno municipal correspondiente al mes de enero, el Sr. Asencio, alcalde de  Crevillent, señalaba que el Coordinador Federal de Izquierda Unida tenía, al igual que él que percibe anualmente más de 70000€ como diputado provincial más unos 20000 como alcalde, un sueldo desorbitado, situándolo a su mismo nivel.

La realidad, sin embargo, es otra, y como reza la sabiduría popular, “cree el ladrón que todos son de su condición”. Y en este caso, no iba a ser diferente. Sin embargo, es fácil comprobar que la realidad es otra y que lo que percibe Cayo Lara, como diputado en el Congreso es mucho menos que lo que recibe nuestro Sr. Asencio, como Alcalde y Vicepresidente de la Diputación Provincial.

Lo primero que hay que señalar es que al contrario de lo que ocurre en el PP, en IU no permitimos que  ningún militante que tenga un salario como cargo público perciba ninguna retribución interna de IU, ya sea Coordinador Federal o el coordinador del más pequeño de los municipios del Estado.

En segundo lugar, IU se ha dotado de un protocolo interno por el que cada cargo público de la organización debe aportar una cantidad  determinada de su remuneración como cargo público a la Organización, para contribuir al desarrollo del trabajo político de la misma, mediante contrataciones de personal, pago de alquileres, etc. Por lo tanto, no solamente no se percibe doble remuneración, como sí permite el PP, sino que además los cargos públicos de IU donamos parte de nuestra remuneración a la organización.

De una forma más concreta, podemos señalar que durante el año 2012, como diputado de IU, Cayo Lara, obtuvo un sueldo neto de 4354€, mensuales, de los que un 40% era donado a IU (1400€ mensuales) y a Organizaciones No Gubernamentales (600€mensuales). Por lo tanto, la remuneración real que quedaba en manos de Lara era de 2534€ mensuales, muy lejos de los más de 6000 que percibe el Sr. Asencio. Más cercano es el caso del que escribe estas palabras, ya que como concejal en Crevillent percibe un sueldo neto de 1173€, de los cuales un 9%, algo más de 100€ mensuales se destinan a la organización a la que pertenece.

Pero  no queda ahí la cosa, ya que en IU, en un intento por devolver la dignidad y la honestidad al mundo de la política, se aprobó durante su última Asamblea Federal, que tuvo lugar a finales del diciembre del 2012, que los diputados de IU no podrían recibir más de tres veces el Salario Mínimo Interprofesional, esto es, alrededor de unos 1900€ mensuales, lo cual aumenta las diferencias entre las formas de hacer política del PP y las de una Izquierda Unida que pretende demostrar que la política sirve para trabajar por el bien común, y no para enriquecerse de forma legal o, como podemos ver en los últimos días, incluso ilegal (sobres, donaciones de empresas, sobornos…), como ocurre en el PP.

Por eso, desde IU queremos acabar con el mensaje de que “todos los políticos son iguales”, que no pretende sino dar un cariz de normalidad a la terrible  situación de corrupción  entre los grandes partidos, PP, PSOE y CIU, y que todos los cargos públicos somos iguales y buscamos el enriquecimiento personal, por lo que no existen alternativas a las formas de gobernar y gestionar los asuntos públicos. Pero en IU reivindicamos que sí existen otras formas de hacer política y que no existe eso que algunas han querido señalar, “la clase política”, sino que, en realidad lo que existen son diferentes clases de políticos, y, sobre todo, políticos que si sitúan en la defensa de los intereses de determinadas clases sociales, y en IU sabemos que nuestra clase son los trabajadores y trabajadoras.

Para acabar, queremos señalar que cualquier ciudadano  puede acceder a las cuentas de Esquerra Unida del País Valencià y de sus cargos públicos, gracias a una web (www.transparencia.eupv.org) creada para promover la transparencia y demostrar que, al fin y al cabo, no todos los políticos son iguales.


Vicent Selva, regidor de EU en Crevillent