viernes, 8 de noviembre de 2013

La Portavoz del PP afirma que El Consell quería mantener Canal 9, pero los sindicatos no aceptaron ninguna propuesta

La Portavoz del Grupo del Municipal del Partido Popular Loreto Mallol no comparte las declaraciones efectuadas por el Portavoz Municipal de Compromís y por el Coordinador Comarcal de EU referidas a la radio-televisión valenciana.

En primer lugar Mallol indica,  que El Consell estuvo abierto a negociar durante meses desde el rigor y la realidad que supone mantener 1.695 trabajadores en la coyuntura económica actual. Las negociaciones se iniciaron en 2012, pero los sindicatos no aceptaron ninguna propuesta, incluida la de agosto que ha cambio de una rebaja colectiva de los sueltos permitía mantener a 200 trabajadores más, es decir se negaron a aceptar el sacrificio que otros colectivos de trabajadores han admitido. “Es muy curioso que los partidos políticos que hablan de los países catalanes y que defienden la bandera tribarrada, ahora empleen como argumento, ante la situación creada en radio-televisión valenciana,  que hay que defender los intereses de lo valenciano”.

Mallol indica también que “los principales críticos de la RTVV ahora se convierten en sus máximos defensores, lo que antes era malísimo ahora resulta que, en una hora, pasa a ser  buenísimo. Miren aquí hay una realidad que nadie puede discutir y es que el Consell ha querido mantener la radiotelevisión valenciana y lleva negociando desde hace año y medio, sin que los sindicatos admitieran ninguna propuesta”.

La Portavoz del Grupo Municipal del PP señala que “el Consell se hizo cargo de la deuda que tenía la radio-televisión valenciana para comenzar de nuevo, pero con menos trabajadores y de forma más austera, por lo que propusieron un ERE que no han admitido los tribunales tras la denuncia de los trabajadores. Como la situación es insostenible el Consell ha optado por la decisión de cerrar, al no poder asumir los gastos sin poner en riesgo otros servicios que son básicos”.

Loreto Mallol afirma  que llegada la sentencia, están claras dos cosas: primera, que una sentencia no se puede negociar y segunda que no  es posible readmitir a todos los trabajadores. Por otro lado, indica que  no se puede realizar otro ERE porque la situación económica ha cambiado al haber absorbido la Generalitat la totalidad de la deuda de RTVV y que en total ascendía a 1.257,7 millones de euros, es decir 255 euros por habitante. Esta absorción de deuda, prosigue Loreto Mallol, demuestra que el Consell quería mantener la RTVV, pero bajo otros parámetros económicos que permitieran su sostenibilidad.

Mantener la radio-televisión con los 1.695 trabajadores supondría 72 millones de euros, a los que habría que sumar el coste del mantenimiento, que son otros  40 millones de euros, es decir, un coste anual de 112 millones de euros que la Generalitat no puede garantizar.

“En cuanto a Compromís  , indica Mallol, no se haga ilusiones porque el Consell Valenciano va a seguir gobernando la Generalitat y luchando por todos los valencianos, pese a todos los obstáculos que ustedes les pongan”.
La portavoz Popular indica que “el representante de Eu ahora defiende la televisión que siempre ha criticado, pero ese doble juego es habitual en él y basta poner como ejemplo las críticas a la Diputación de Alicante, llegando a pedir su cierre, sin acordarse de sus trabajadores y luego cuando le interesa hacer uso de sus beneficios como hemos podido ver en una foto reciente”.

Loreto Mallol afirma que “mantener el actual sistema de RTVV costaría 112 millones de euros en 2014 y construir el Hospital por ejemplo de Gandía 9,2 millones de euros y es para siempre. A nadie del P.P. le gusta que se cierre un medio de comunicación, pero por mantenerlo, con un 3,8% de audiencia, no se pueden dejar de atender  los servicios públicos a los que tenemos  derecho el 100% de los  valencianos”.

En cuanto al Portavoz de Compromís,  Mallol le indica que la intención del Consell era mantener la RTVV, pero bajo otros parámetros económicos que no han querido aceptarse y por tanto ni va a dimitir el Consell,  ni va a haber elecciones anticipadas.


Al referirse al representante de EU, la Portavoz Popular le indica que la audiencia era del 3,8% y que haya subido el pasado miércoles hasta el 9% no es para echar cohetes, teniendo en cuenta el morbo que suponía para los espectadores, ver la protesta de los trabajadores y las declaraciones de los representantes de los partidos de la oposición y de los sindicatos. Aún así prosigue Mallol , ese 9% está muy alejado de la audiencia de otras televisiones autonómicas que  tienen un 14,4% , como es el caso de TV3 y que está pasando por enormes dificultades económicas y que está llevando a que, por ejemplo, se suprima la paga extra de Navidad del año 2013 de todos los funcionarios catalanes.