martes, 7 de enero de 2014

Compromís se opone al cierre del colegio Mas Magro

El Gobierno valenciano del Sr. Fabra y del PP quiere suprimir el aula de tres años del CEIP Mas Magro. Un colegio que Compromís considera imprescindible mantener abierto por el servicio que presta en los barrios del norte de la población y en concreto a los del Ángel y la Salud.

El Portavoz Municipal José Manuel Penalva, recuerda que el Colegio Más Magro se abrió en los años ochenta para dar demanda a estos barrios y Compromís cree que es necesario que siga funcionando, ya que es esencial para cualquier política de reactivación económica, social y urbanística de los barrios del norte de la población y que en estos momentos ya es necesaria.

En este sentido añade Penalva que el propio Plan General establecía distintas zonas de ejecución urbanística en la zona norte de la población y en concreto el desarrollo de la zona urbanizable residencial junto al CEIP Francisco Candela, lo que supondría de ejecutarse que este centro no podría en ningún caso asumir toda la demanda de plazas escolares y que hoy ya está al límite de su capacidad.

Compromís considera que esta decisión del Sr. Fabra y su gobierno es un capítulo más dentro de su política de recortes y privatizaciones  servicios públicos, especialmente en sanidad y la educación. En este caso pretenden la eliminación del aula de tres años que supone el primer paso para el cierre gradual del colegio, y esto lo hacen mientras a nivel general se aumenta la ratio de alumnos por aula, lo que significa una apuesta descarada por acabar con la enseñanza pública y de calidad.

Además esta decisión también pone de manifiesto, una vez más, la verdadera cara de cómo los distintos gobierno del PP han dejado quebrada la Generalitat y que ahora los crevillentinos que no somos responsables del despilfarro de estos gobiernos nos toca defender un colegio público necesario para nuestra localidad.

Una decisión de la Generalitat que se ha realizado con nocturnidad y alevosía, dando un plazo de alegaciones contra esta decisión que vence estos días por lo que el Consejo Escolar Municipal y el propio centro han tenido que presentar sus alegaciones de forma apresurada. Es evidente que esta manera de proceder tiene por objeto de evitar cualquier movilización ciudadana y cualquier publicidad que merme la imagen del gobierno del Sr. Fabra.

El Portavoz Municipal de Compromís manifiesta que apoya y apoyará cualquier decisión del Consejo Escolar Municipal, así como cualquier actuación que venga del movimiento vecinal que suponga defender la continuidad de este centro público. Y es compromiso de este grupo municipal hacer un seguimiento de las actuaciones que se realicen de este Ayuntamiento y por parte de la Conselleria de Educación en defensa de esta causa justa y así también lo haremos llegar a nuestros representantes en las Cortes Valencianas.