viernes, 25 de julio de 2014

El concurso iniciado por el Ayuntamiento de suministro de energía eléctrica queda desierto

El concurso iniciado por el Ayuntamiento de Crevillent para la contratación del suministro de energía eléctrica ha quedado desierto. En el mes de abril se inició por el Consistorio crevillentino el procedimiento de contratación del suministro de energía eléctrica, tanto para los edificios e instalaciones del Ayuntamiento,  como para el alumbrado público, con un precio de licitación máximo de 586.965,579 €/año (21% IVA incluido).

Únicamente la Unión Electro Industrial, grupo de la Cooperativa Eléctrica San Francisco de Asís de Crevillent, presentó una oferta a este contrato, no presentándose otras empresas.
Se constituyó por el Ayuntamiento la Mesa de Contratación Municipal para la valoración de la oferta presentada por la empresa de la Cooperativa Eléctrica y  tras la apertura del tercer sobre, el de la oferta económica,  se constata por la Mesa de Contratación que dicha oferta económica supera el importe máximo de licitación.

Por lo tanto, según explica la concejal de Hacienda Mª Carmen Candela,  no se puede adjudicar el contrato y se declara desierto el procedimiento de contratación por la Mesa de Contratación. “No queda otra opción que seguir con lo que tanto critica la oposición, que son los reconocimientos extrajudiciales de crédito, al no poder adjudicarse el nuevo contrato por haber ofertado la empresa mayor precio que el establecido en el pliego. Seguro que ahora la oposición criticará el pago de las facturas de consumo eléctrico mediante reconocimientos, pero qué podemos hacer sino eso, o ¿prefieren que cortemos la luz al pueblo porque el contrato antiguo está vencido y el nuevo no ha podido adjudicarse?”.


La concejal de Hacienda señalaba que desde el gobierno municipal se ha impulsado la tramitación del contrato, pero  no se puede adjudicar, siendo una situación ajena a su voluntad, por lo que no entenderían que se les criticara “aunque en otras ocasiones similares con otros contratos, como el de jardines o instalaciones deportivas,  poco les ha importado los contratiempos que se puedan producir en la tramitación y han criticado aún sabiendo que nuestra voluntad era la de sacar adelante los contratos. Eso tiene un nombre y es hacer demagogia” Afirmaba por último Mª Carmen Candela. 

Ayuntamiento