martes, 21 de octubre de 2014

Compromís: El alcalde ha comenzado la campaña del miedo para perpetuarse en el poder

Desde Compromis hemos de lamentar la irresponsabilidad del Alcalde que está provocando inquietud innecesaria en más de cuarenta familias de los trabajadores de SELESA. Con el único objetivo y fin de captar votos para tratar de perpetuarse en el poder indefinidamente.

José Manuel Penalva, Portavoz Municipal ha manifestado que resulta indecente políticamente intentar sembrar inquietud y desconcierto en los trabajadores de SELESA, iniciando una campaña especulativa sobre futuras actuaciones e intenciones de la oposición si llegasen al Gobierno. Incluso llegando a afirmar que en caso de que se revirtiera la concesión, los trabajadores serían despedidos y tendrían dificultades para cobrar el despido.

Añade Penalva que esta forma irresponsable de comportamiento es muy propio de los antiguos caciques de pueblo que hoy asustan a los trabajadores y sus familias y mañana arremeterán contra las asociaciones cívicas amenazando su continuidad en materia de subvenciones.

Penalva afirma que desde Compromís se tiene claro que entre sus objetivos y proyectos políticos no está el complicar la vida a las personas como lo está haciendo el Sr. Cesar Asencio y que el modelo de gestión de los servicios públicos será el que decida la ciudadanía, fundamentalmente en servicios tan importantes como éste, que supondrá un desembolso para la ciudadanía crevillentina, en quince años de más de 32 millones de euros.

Es un compromiso público de este Grupo de mantener la plantilla a través de las fórmulas más adecuadas posibles y velando por los intereses generales de todos y podemos asegurar que existen fórmulas legales para hacerlo en contra de lo que afirma el Alcalde.

En cualquier caso los trabajadores están amparados por el Estatuto de los Trabajadores y los convenios colectivos y más garantizados tendrían sus condiciones laborales si no fuese por la última reforma laboral aprobada por el PP.

Lo que sí ha planteado Compromís aplicando la ética, la decencia y el sentido común es que dado que faltan siete meses para las próximas elecciones y dado que la actual contrata se puede prórroga un año más. Es que sea la próxima Corporación la que decida lo que mejor convenga a los intereses del conjunto de la ciudadanía y que sean compatibles con la continuidad de las actuales condiciones de trabajo.

Por último, emplazamos al Sr. Cesar Asencio a que explique qué interés tiene y qué prisas tiene en sacar una contratación de forma precipitada, sin consenso y sin participación de la ciudadanía a pesar el alto coste que pagarán los ciudadanos a través de sus impuestos.

Esta campaña del miedo sólo puede ser calificada de irresponsable y pone de manifiesto dos cuestiones: la primera, el nerviosismo de alguien que sí sabe que sus puestos de trabajo y sus sueldos como Alcalde y como Vicepresidente de la Diputación están en peligro y la segunda cuestión la falta de ilusión y de proyectos innovadores para su pueblo. Estas razones explican la más que evidente falta de ética política y responsabilidad al infundir injustificadamente preocupación y confusión innecesarias en muchas familias.