miércoles, 10 de diciembre de 2014

El Ayuntamiento empieza a demoler las edificaciones fuera de ordenación de San Isidro

El Alcalde César Augusto Asencio ha informado hoy acompañado por el concejal de Obras Rafael Candela que ya han comenzado las obras de demolición de las edificaciones fuera de ordenación en la subida a la ermita de San Isidro, al tratarse de construcciones privadas que se realizaron en los años 70 del siglo pasado sin licencia municipal y que desde entonces ocupan la vía pública de una antigua vereda, estrechando la calle.

La Concejalía de Obras inició el diálogo con los vecinos, alcanzando con ellos un acuerdo beneficioso para todos, con el fin de evitar la peligrosidad de accidentes y por otro lado, habilitar nuevas plazas de aparcamiento en el margen derecho de la calle, de las que carece la zona.

A esta obra, fueron invitadas cinco empresas crevillentinas, resultando adjudicataria la empresa "Excavaciones Crevillente S.L." por 12.947 €, con una baja del 13,7 % sobre el presupuesto de licitación de 15.000 €.

El plazo de ejecución de las obras es de un mes y posiblemente se acaben antes de terminar el año.

Además, el Ayuntamiento va a derribar un saliente ocupado por una vivienda en el margen izquierdo, la del extremo norte , fuera del contrato adjudicado a “excavaciones Crevillente S.L.”,  ejecución que es a cargo de  la empresa crevillentina “Corporación Siesan”,   con  otro contrato menor, por importe de 847€ ya que el acuerdo se alcanzó después de redactar el proyecto de derribo del margen derecho.  Por ello el coste total de la actuación es de 13.794 € .Sólo una ocupación con una pequeña edificación no va a poder ser demolida porque el propietario de la vivienda de enfrente tiene escritura del terreno ocupado.

Además se instalará una bionda de seguridad o quitamiedos con un coste de 3.000 €. En total la actuación supone un coste de 16.794 €.

Los árboles van a mantenerse si es posible, y los que no, como alguna palmera serán trasplantados a otros espacios públicos.


Finalmente el Alcalde agradecía la buena predisposición y colaboración de los vecinos de la zona que han entendido que con la demolición de las edificaciones que tenían fuera de ordenación salían ganado,  porque dispondrán de zonas de aparcamiento que hasta ahora no tenían y una mejor visibilidad.