martes, 22 de enero de 2013

PSOE exige que se garantice el comedor a los alumnos que lo necesiten

El Partido Socialista ha expresado su completo desacuerdo con las políticas de recortes llevadas a cabo por la Conselleria de Educación, que están dejándose notar con fuerza en Crevillent y afectando gravemente a muchas familias de nuestro pueblo.

Este año, los padres y madres de los escolares han visto como desaparecía el Bono libro, mientras que se nos engañaba diciendo que se iba a mantener una política de “becas para todos” que hasta el momento nadie a cobrado, estando incluso pendientes de cobrar desde el año pasado las becas de secundaria.

Uno de los problemas principales de este curso ha sido el de la baremación impuesta para conseguir la gratuidad de los comedores escolares. “Se trata de un baremo tan estricto que es totalmente imposible de alcanzar incluso por las familias en peor situación económica”, ha indicado el portavoz socialista, Cayetano Mas.

Con el nuevo baremo, hay que obtener 15 puntos para conseguir el 100% del importe de la beca, algo que no se puede conseguir alegando sólo las circunstancias económicas familiares. Por esa razón, lo máximo a lo que pueden aspirar las familias crevillentinas, por muy necesitadas que estén, es a un 70% de la beca de comedor. 

“La consecuencia es que si quieren que sus hijos coman en el comedor, familias que están cobrando sólo el subsidio de los 426 euros, o donde ninguno de los dos cónyuges trabaja, o son familiar monoparentales sin trabajo y con familiares minusválidos, o que están incluso siendo atendidas por Cáritas, entre otros muchos supuestos parecidos, resulta que se ven obligadas a pagar 20 o 25 euros más cada mes para que sus hijos puedan comer algo a mediodía aunque sea en el colegio”.

Estos casos y muchísimos más, son los que desde septiembre estamos intentando sacar adelante desde grupo municipal Socialista. Hemos hecho múltiples reclamaciones al baremo y recursos de alzada, pero la Conselleria de Educación se limita a no contestar, mostrando una total indiferencia.

El problema que esto está generando es tremendo. Como la Generalitat está más ocupada pagando las deudas de los clubes de fútbol, la gente no puede pagar esa cantidad complementaria que el colegio tiene que pedirle por el comedor, de manera que se está notificando (y además, a través de los propios niños) a las familias diciéndoles que si no pagan, se les prohibirá el acceso al comedor en el próximo mes de febrero. 

De todo esto, los concejales de Educación y de Servicios Sociales no quieren darse por enterados. Si quisieran escuchar, oirían el clamor de la gente o los datos que nosotros mismos les podemos suministrar, pero desde luego que el grupo socialista les exije que no vuelvan a darle largas a este asunto, como tienen por costumbre, y que antes del 1º de febrero estos niños tengan cubierto el servicio de comedor al 100%, y más cuando el alcade acaba de volver a salir una vez más a predicar a bombo y platillo que tiene un superávit de casi un millón de euros en la caja del ayuntamiento.

Nota de Prensa PSOE