lunes, 11 de febrero de 2013

Dirigentes y cargo públicos de Esquerra Unida participan en el encierro de la asociación ASFEME


Dirigentes y cargos públicos de Esquerra Unida, entre ellos la diputada en Corts Esther López, el coordinador comarcal de Elx, Robert Quereda y el coordinador comarcal y concejal en Crevillent, Vicent Selva, han participado en la noche del viernes en el encierro vigilia que la asociación ASFEME (Asociación de Familiares y Enfermos Mentales) ha llevado a cabo con el fin de reivindicar el pago de los atrasos en las subvenciones por parte de la Generalitat, que están poniendo en peligro la atención a las necesidades de las personas con enfermedad mental. ASFEME es una asociación que trabaja para el bienestar de las personas con enfermedad mental desde hace más de 20 años y que entre los servicios que ofrecen para este colectivo se encuentran  la ayuda domiciliaria, oportunidades de ocio o diferentes talleres.

Concretamente, el encierro se produjo en un centro de  Elx construido para ser usado como centro de día y residencia, y que, a pesar de estar terminado y dotado con la infraestructura necesaria desde el año 2011, permanece cerrado como causa de la incompetencia y dejadez de Conselleria, que junto con el SERVEF, adeuda a ASFEME  más de cien mil euros, lo que ha puesto en pie de guerra a asociados y usuarios de los servicios que ofrece la asociación.
La asociación ha denunciado que las deudas acumuladas por parte de Conselleria y del SERVEF ascienden a cien mil euros, lo que es causa de una auténtica preocupación para asociados y usuarios, ya que los impagos de las subvenciones ponen en peligro la atención que a día de hoy dispensa a 140 personas afectadas por alguna enfermedad mental.

Esther López ha manifestado que “entendemos que en la situación en la que se encuentra el sector de la enfermedad mental, es una clara muestra de insensibilidad social que Conselleria haga gala de la dejadez que está demostrando con este centro y con ASFEME, lo que supone –ha señalado- el empeoramiento de una ya pésima situación debido a que en el País Valenciano no contamos con un ordenamiento territorial en el sector de la enfermedad mental, es decir, una estructura racional para que exista en cada localidad o comarca un centro para atender a este colectivo”. Asimismo ha reclamado que “el pago de esta deuda debe ser una prioridad para Conselleria, y subsanar esta difícil situación cuanto antes”.

Por su parte Vicent Selva, ha mostrado su preocupación “por el peligro que suponen los impagos para la atención domiciliaria ya que –ha remarcado Selva- este servicio es el único con el que cuenta el colectivo de familiares y afectados por enfermedad mental en las localidades de Crevillent y Santa Pola, debido a la inexistencia de centros en funcionamiento en ambos municipios, lo que muestra el desdén con el que determinados ciudadanos son tratados por la administración”.

Por ello, Esquerra Unida se ha comprometido a realizar iniciativas en las instituciones para exigir que el Govern de la Generalitat incluya entre sus prioridades el pago de la deuda, recordando que la situación de los sectores más vulnerables de la sociedad debe ser la principal preocupación por parte del  gobierno.


Nota de Prensa EU