sábado, 27 de abril de 2013

Opinión SOMCrevillent: Manuel y María no sabían donde ponerse ayer en la manifestación


Ayer era un día señalado para todos los crevillentinos por muy diferentes motivos. Todos de una forma u otra estaban amenazados por la lluvia. En el fondo el agua unía a todos. Incluso a aquellos que no pensaban probar el agua en muchas horas.

Vayamos al grano. Todos conocemos la situación, por medidas económicas se ‘modifica’ un servicio (lo diremos así para estar seguros de que no decimos nada falso ni desproporcionado) y los vecinos de Crevillent totalmente desacuerdo quieren hacer muestra de su rechazo a la medida. En los días anteriores se ha programado una manifestación. Todos los partidos de la oposición, así como una asociación de vecinos, citan y apelan a que todo el mundo que se pueda sentir afectado por la medida no se quede ese viernes en su casa y salga a recuperar una situación.

Ya tenemos el contexto de la situación. Es de agradecer (en realidad no, es su labor) que los partidos se ocupen de los asuntos que de verdad afectan a Manuel y María. Prácticamente su oposición a la medida fue desde el primer momento y no ha variado desde que se conoce. Se han tratado de aportar alegaciones, de mostrar números y suposiciones para hacer ver lo perjudicial del asunto.

La movilización creo que se puede considerar un éxito atenuado. Sí, posiblemente se esperaban más personas. También el día no era el mejor y era un día señalado para mucha gente moroycristiana. Estuve allí. Acompañé la marcha. Pero des de el primer momento no estuve del todo a gusto. Empecé a hacerme unas preguntas.

Era una única concentración. Por un bien social, que afecta a Manuel y María y a todos. Entiendo el papel y la presencia de los partidos políticos. Pero no entiendo los diferentes segmentos formados por las diferentes pancartas con los logos propios y las frases para la marcha que variaban según la posición ideológica del partido. Des del ‘No a les retallades!’ (sobrio y correcto del PSOE) hasta el otro extremo del ‘Les retallades maten!' (de EUPV-ERPV, más de los de la segunda mitad que de la primera por el color), entremedias Compromís con ‘No es una crisi…es una estafa. Rescatem a les persones’.

¿Dónde Manuel y María, no adscritos a ningún partido, debían situarse? ¿Era necesario segmentar la marcha? ¿No se buscaba que con la unión de un pueblo cambiar la situación? ¿Tan diferente era el discurso de unos y otros para multiplicar la cantidad de papel y plástico? ¿No había una pancarta que uniera a todos? Sí, donde si los representantes políticos agarrarán de un lado. ¿Importaba recuperar un logro o lo que de verdad importaba era la foto de X, Y,Z con la pancarta con una frase ingeniosa con gente detrás ‘luchando’ por algo que afecta a todos?

Espero que los partidos sepan leer y se cieguen y puedan explicarse si quieren. También anunciar que en los próximos días SOMCrevillent publicará información que incide en lo necesario de volver a la situación anterior con la ambulancia.

Redacción SOMCrevillent