martes, 3 de septiembre de 2013

La diputación de Alicante está gestionando que toda la basura de la Vega Baja pase por Crevillent

La paralización del Plan Zonal XVII de la Vega Baja, en gran parte como consecuencia del caso Brugal, y los acuerdos con el constructor Enrique Ortiz para la instalación de la planta de tratamiento de basuras en Albatera y la de Transferencias en Cox han llevado a que desde la Generalitat y desde la Diputación sean incapaces de resolver adecuadamente y con el tiempo suficiente el tratamiento de más de 240.000 toneladas que se generan en la Comarca de la Vega Baja.

Para el Portavoz Municipal de Compromís José Manuel Penalva, la pretensión del Gobierno de la Generalitat y de la Diputación de derivar toda esta basura hacia la planta de Abornasa junto al Paraje Natural del Hondo en Crevillent es inaceptable, por cuestiones medioambientales, sanitarias y de salubridad, máxime cuando desde la dirección de Abornasa ya se ha dicho que no tienen capacidad para tratar tal cantidad de residuos.
Añade Penalva que este Grupo siempre ha mantenido que la planta de tratamiento de Abornasa debería desaparecer de su ubicación actual por la proximidad al Paraje del Hondo y a los núcleos urbanos del Realengo y San Felipe, y así lo reiteramos en el último pleno de julio cuando se abordó el punto sobre el  pliego de condiciones para la contratación tratamiento y eliminación de los residuos urbanos, tras años de prórroga irregular del Contrato con Abornasa.

Compromís considera que el alcalde mintió ante el Pleno del Ayuntamiento sobre las declaraciones del alcalde de Cox del PP respecto a que la planta de Crevillent se convierta en la planta de transferencia de los residuos de toda la vega baja. El alcalde Cesar Augusto contestó que no eran más que especulaciones sin ningún valor, cuando la realidad está demostrando que la propia Diputación de la que él es Vicepresidente está realizando gestiones para que toda esa basura pase por Crevillent.    

Es evidente que no es posible justificar que no era conocedor de este asunto dada la responsabilidad que Asencio ocupa en la Diputación, porque de ser así sería muy grave que a la vista de las retribuciones que cobra por ser Vicepresidente de dicho organismo no se enterase de lo que está ocurriendo. Por lo que es más creíble pensar que Asencio está mirando a otro lado, y plegándose a los intereses de su partido para no enfrentarse a su Gobierno ni poner en riesgo su futuro político dejando de lado los intereses de los crevillentinos, como ha venido haciendo en los últimos años.

Desde Compromís en la Comisión de Ecología y Medio Ambiente del próximo miércoles vamos hacer constar nuestra oposición y pedir que se den explicaciones y se clarifique cuál es la posición del Gobierno del PP en este tema y si Asencio va a defender los intereses de su pueblo o los de su partido.

Compromís