viernes, 25 de octubre de 2013

PSOE: 'El PP le ha costado a Crevillent en una sola legislatura 8 millones de euros'

Tal como los socialistas avanzaron el pasado mes de julio, el asunto de las expropiaciones de las parcelas de los colegios “Pilar Ruiz” y “Julio Quesada” va a suponer para el bolsillo de los crevillentinos el pago de cinco millones de euros, casi mil millones de las antiguas pesetas. La confirmación de que este importe se va a cargar sobre las arcas municipales ha venido dada por la modificación de créditos que el gobierno municipal ha presentado para su aprobación en el próximo pleno, que supone 2.880.000 euros por los nuevos justiprecios de las dos sentencias, y otros 2.062.000 euros por los intereses de demora en el pago de dichas sentencias.

El portavoz municipal, Cayetano Mas, ha responsabilizado directamente de este asunto  a la pésima gestión del alcalde César Augusto Asencio. “Ya decíamos en 2010 y 2011 que si el Sr. Asencio hubiera sido el gran gestor que presume de ser, el coste de todo esto no habría soprepasado en su momento los 400.000 €, ni habría costado años de litigios que al final se han perdido, pero nuestro primer edil no estaba dispuesto a negociar con nadie y sólo admitía que los propietarios se doblegaran a su voluntad”. Los socialistas, que ya pidieron una valoración expresa por parte de la intervención municipal que desglosase los costes que han supuesto para las arcas municipales los quince años de litigios con los propietarios, indican que esta modificación de créditos viene a apuntar claramente hacia un coste de casi un millón más del inicialmente estimado, elevándose hasta casi los cinco millones de euros, resultado de la pésima gestión del Sr. Asencio en este asunto.

Pero además, la misma modificación de créditos contiene otro elemento que pone negro sobre blanco y en un mismo papel, las terribles consecuencias que está teniendo para el pueblo de Crevillent no sólo la gestión del Sr. Asencio, sino las medidas del gobierno del Sr. Rajoy. En efecto, como indica el portavoz municipal, 2’8 millones de euros adicionales, correspondientes al remanente de tesorería del año anterior, van a tener que dedicarse a la amortización anticipada de préstamos con entidades bancarias. De este modo, se rompen los compromisos del PP de destinar estos remanentes a fines sociales con tal de poner ese dinero en manos de los bancos. Bancos que además van a aprovechar la ocasión para poner de nuevo en circulación ese dinero a intereses mucho más altos.


Para Mas Galvañ, la moraleja de todo este asunto está clara: “Llevamos mucho tiempo diciéndole al gobierno municipal que si tiene un remanente de tesorería elevado, ello se debe a que, o bien cobra muchos impuestos, o bien no da servicios. Todo el afán del alcalde en amasar ‘su tesoro’ del superávit se ha visto ahora ‘recompensado’ con una sonora bofetada que le ha propinado donde más le duele el gobierno de Rajoy, porque ahora resulta que el remanente del año pasado tiene que entregarse a los bancos. Nosotros estamos seguros de que esos 500 millones de pesetas habrían estado mucho mejor en el bolsillo de los ciudadanos, ayudándoles a superar la crisis y sosteniendo algo más el consumo; o gastado por el ayuntamiento en los muchos servicios sociales y asistenciales que se necesitan en este pueblo y no se dan. Pero lo que está claro es que el famoso superávit no ha servido más que para pagar alcaldadas como las de las expropiaciones de los colegios, o exigencias del gobierno para satisfacer a los bancos. Este pueblo no puede permitirse un gobierno que en un solo año le ha costado 8 millones de euros, más de 1.300.000 de pesetas”.