jueves, 12 de diciembre de 2013

Compromís considera que el alcalde quiere volver a esquivar su responsabilidad en este quebranto de dinero público

Compromis per Crevillent considera injustificado y frívolo que el Alcalde pida prudencia a este grupo en su petición de aclaraciones sobre la liquidación de las cuentas de recaudación, después de que esté a punto de vencer el plazo de cuatro años que marca la ley para que prescriban las responsabilidades y máxime cuando se trata de un Alcalde que ya ha hecho perder del dinero de todos los ciudadanos cerca de cinco millones de euros en sobrecostes de terrenos expropiados para un colegio.

Para Penalva, portavoz de Compromís que se pida a estas alturas que se informe y se aclaren estas cuentas cuyos primeros informes ponen de manifiesto que se  ha dejado de percibir 236.000 € por prescripción e insolvencias de impuestos y tasas municipales no es ningún acto de imprudencia, sino de responsabilidad respecto a la gestión de los recursos públicos que son de todos los ciudadanos y que por lo que se está sabiendo en este caso no se han gestionado con el rigor y la transparencia que corresponde por parte del Gobierno Municipal.
Una buena muestra de ello es lo que hoy mismo hemos sabido por declaraciones del Alcalde que después de cuatro años y a punto de prescribir,  se ha dado un plazo de 15 días a los herederos del recaudador, ya fallecido, para presentar la documentación que pudiera poseer de la gestión recaudatoria privada que el Ayuntamiento no tiene en sus archivos.

Para Penalva el Alcalde, en su planificada estrategia de no asumir ningún tipo de responsabilidad en sus veinte años de gobierno, miente a sabiendas cuando dice que hay impuestos y tasas sin cobrar desde el año 1989, por lo que la responsabilidad no sería sólo del gobierno del PP, que entró a gobernar en 1995, intentando responsabilizar a los representantes de EU de entonces y a Compromís.

Añade Penalva que el Alcalde miente y no por ignorancia, ya que es conocedor de que la decisión del anterior Alcalde de levantar el embargo a ciertos contribuyentes, fue una decisión personal donde IU no tenía ningún tipo de responsabilidades de gobierno y además se opuso en varios plenos a dicha decisión e incluso se aprobó una moción reprobando dicha decisión.
Insiste Compromís que con este asunto Cesar Asencio intenta desviar la atención ya que está hablando en este caso de 6 mil euros de los 100 mil euros de deuda consideradas prescritas, por lo que el resto es imputable durante la gestión en mayoría del PP Ya advertimos que como acostumbra el Sr. Cesar Augusto nunca es responsable de nada, y siempre encuentra culpables de su mala gestión en los demás bien sean funcionarios políticos de la oposición o contratistas del Ayuntamiento.

Compromís se reitera en la necesidad de que este tema se aclare hasta las últimas consecuencias y que se depuren responsabilidades y que esto se haga preservando por encima de todo los intereses públicos sobre cualquier otro interés.