lunes, 16 de diciembre de 2013

El Portavoz adjunto del PP acusa al PSOE de falta de solidaridad en el tratamiento de basuras

El Portavoz adjunto del PP  Manuel Moya ha afirmado que en ningún momento el Alcalde ha permitido o aceptado que se traigan más o menos basuras a la planta de Abornasa, como afirma la Concejal Socialista Mª Dolores Belén.

Según Moya, ya no extraña la actitud de los socialistas de Crevillent que están en contra de las instalaciones de tratamiento de basuras en otras poblaciones y además, también están en contra de que provisionalmente se traten en nuestra población basuras procedentes de poblaciones gobernadas por los socialistas como Orihuela, sin exceder la capacidad de tratamiento de las instalaciones en Crevillent, pertenecientes a la empresa Abornasa.

El representante del PP indica que es bochornosa la información facilitada por la Concejal Socialista Mª Dolores Belén, que lo único que trata es de enredar para criticar al Partido Popular  y se olvida de algo muy importante, que la basura hay que tratarla y sin estos mecanismos de solidaridad entre poblaciones, sería  imposible resolver los problemas de los ciudadanos, pero, parece ser que la solidaridad no es una palabra presente entre los socialistas crevillentinos.

El portavoz adjunto del PP informar que la planta de Abornasa está dentro de la legalidad y así lo ratificó el Director General de Calidad Ambiental en la reunión celebrada en Crevillent, desmintiendo y dejando en evidencia el planteamiento erróneo de la concejal Socialista en la citada reunión.

Moya recuerda que fue  un gobierno socialista el que concedió los derechos urbanísticos a la empresa de tratamiento de basuras cuando gobernaban y ahora piden el cierre y traslado de la planta pero sin especificar el sitio dónde ubicarla.


Finalmente le concejal del PP ha indicado que a lo largo de los muchos años de funcionamiento de Abornasa, no se han visto afectadas ni la flora, ni la fauna del Hondo y con las medidas que se están aplicando para cumplimiento de las últimas normativas de la Generalitat Valenciana, habrán  mejores condiciones medioambientales.

PP