martes, 31 de diciembre de 2013

PP no responde a EU-ER pero aclara 'errores' en las declaraciones de éstos

Ante las declaraciones realizadas por el concejal de Esquerra Republicana en las que indica que el Grupo Municipal de EUPV-ERPV ha presentado ante los Juzgados de Elche un recurso contencioso administrativo  pidiendo la nulidad de la adjudicación del contrato del servicio de tratamiento y eliminación de residuos de Crevillent  a la empresa Abornasa, el Gobierno Municipal del Partido Popular no va a realizar manifestaciones sobre la presentación del recurso, pero si va a aclarar los errores, por no decir falsedades, que Daniel Galvany comete en sus declaraciones.

La Portavoz Popular enumera los errores o falsedades:

- el señor Galvany dice que se paga a Selesa por el tratamiento de las basuras, falso puesto que a Selesa se le paga por la recogida de basuras y no por tratamiento.

- el señor Galvany dice que Abornasa no dispone de la autorización ambiental integrada, obligatoria para el tratamiento y gestión de residuos, omitiendo que como a otras empresas existentes cuando la nueva ley entró en vigor y según recoge el Boletín Oficial del Estado número 140 de fecha 12 de junio de 2013, se le aplicarán las nuevas disposiciones a partir del 7 de julio de 2015 para permitir que se vayan adaptando a la nueva normativa.

- en cuanto a los cerca de 100.000 euros anuales más facturado sque dice Daniel Galvany, en realidad son 95.900 euros, se deben, a una serie de residuos nuevos, concretamente enseres, extrarradio, residuos industriales y residuos verdes, diferentes a los residuos sólidos urbanos, que no estaban incluidos en el contrato y que en el nueva adjudicación  sí que  están incluidos. Luego, no es nada anormal que se tenga que abonar los servicios realizados fuera del contrato. También se abona a otra empresa el tratamiento de los escombros para lo que Abornasa no tiene licencia.

- con el nuevo contrato, según Mallol, se pretende que la distancia de la planta al municipio, no rompa el equilibrio financiero. Se busca que el Ayuntamiento y por tanto los crevillentinos no tengan que pagar más por sus basuras. Por ejemplo en la Vega Baja se paga una media de 45,45 €/Tm mientras en Crevillent se paga, 12€/Tm, casi cuatro veces menos. El Ayuntamiento ha buscado un ahorro en beneficio de todos los crevillentinos para que no vean aumentado el recibo de la basura, cosa que parece importarle muy poco al representante de EU.
- también Daniel Galvany, probablemente de forma intencionada, confunde lo que es una planta de tratamiento con un vertedero. Concretamente Abornasa es una planta de tratamiento que recicla las basuras y  no acumula ningún tipo de basura  ya que los inertes, es decir,  lo que no se puede reciclar se traslada hasta Jijona, Ayuntamiento gobernado por la izquierda, donde sí que hay un vertedero, como ocurre en Villena también gobernada por la izquierda.  El Ayuntamiento de Jijona que desde EU-ER ponen como ejemplo cobra un canon por la llegada de basura de otros municipios, porque lo que hace es enterrar esa basura, que no es suya, en su término municipal cosa que desde luego no ocurre en Crevillent.

- Mallol explica  que desde la Coalición de Izquierdas parece que quieren confundir y dar a entender que la planta de Abornasa está en Crevillent desde que gobierna el Partido Popular cuando la realidad y única verdad es que Abornasa está legalmente establecida desde hace 30 años, de acuerdo al Plan General Municipal de Crevillent aprobado el 22 de diciembre de 1983 cuando el Gobierno Municipal de Crevillent no era del Partido Popular.  

La Portavoz Popular finaliza sus declaraciones indicando que esto se le ha explicado varias veces a los representantes de EU-ER pero no quieren entenderlo porque lo que buscan es provocar,  confrontar y  crear  tensión pero el P.P. no va a seguirles el juego y explicará a los vecinos, como hace siempre, las cosas que desde el grupo municipal de Izquierdas pretenden enredar.

PP