lunes, 31 de marzo de 2014

Compromís pide al PP que retire la ordenanza para ponerla en manos de la ciudadanía

El Grupo Municipal de Compromís considera que este Gobierno pierde una nueva oportunidad si aprueba sin consenso y sin participación real de la ciudadanía la Ordenanza de Limpieza viaria y Recogida de Residuos Urbanos.

Para Compromís el PP ha modificado su actitud respecto a este asunto y ahora parece más interesado en recortar derechos y restringir la libertad de expresión que de dotarse de un instrumento válido para mejorar la limpieza y el medio ambiente en el municipio.

Resulta llamativo que después de veinte años en el Gobierno, se le ocurra al Alcalde regular ahora de esta forma la necesidad de controlar las publicaciones y los actos de los partidos las organizaciones sociales de todo tipo, incluso a la publicidad comercial, con una ordenanza poco clara y muy compleja que deja las dudas en cuanto a su aplicación al criterio del Alcalde.
Para el Portavoz Municipal, José Manuel Penalva, mantener una ciudad limpia exige que el Ayuntamiento disponga de un servicio de limpieza viaria y de recogida de residuos urbanos, eficaz y también comprometido con su ciudad, y que dote de medios para que esto pueda hacerse mejorando los estándares de calidad ambiental como son las tres RRR, Reducción, Reciclaje y Recuperación de los residuos.

Añade Penalva que también resulta necesario una normativa sencilla y clara para que los vecinos conozcan sus derechos y sus obligaciones en la limpieza y al mantenimiento del medio ambiente urbano, por ello es indispensable la participación de las entidades sociales y vecinales en su elaboración.

Este Grupo recuerda al PP que la oposición ha participado activamente para mejorar su borrador inicial por lo que debería haberse continuado avanzando en la línea de mejorar la ordenanza y no en cambios de última hora que han supuesto un retroceso en aspectos importantes como es el problema de los excrementos de los perros en la vía pública y la falta de compromiso para que hayan puntos en el que los perros puedan hacer deposiciones y mantengan en perfecto estado de salubridad.

Compromís considera que algunos de los contenidos afectan directamente a la ciudadanía y a la actividad comercial y social de la localidad, como la prohibición del reparto de octavillas, las restricción a las pancartas informativas determinando si se acepta o no su contenido, o que el  Ayuntamiento pueda exigir la limpieza a su cargo de la vía pública al organizador de un acto de interés público, social, deportivo y cultural no son aceptables y entiende este grupo que los vecinos  ya pagan suficientes impuestos y tasas para que en actos que son de interés general podamos exigir también la limpieza.

Si el Gobierno del PP mantiene esta Ordenanza con estos contenidos, y no la deja sobre la mesa para que se pueda modificar dando participación a las entidades sociales, Compromís votará en contra de esta propuesta que con su contenido actual solo conseguirá tener un fin puramente recaudatorio por las sanciones y multas que se puedan poner y no sirve para su verdadera finalidad la limpieza salubridad y calidad ambiental de Crevillent. 

Compromís