lunes, 10 de marzo de 2014

Compromís valora el descenso del paro pero señala que otros indicadores no muestran que la situación sea positiva

El Grupo Municipal de Compromís valora el descenso del paro en el mes de febrero, pero el hecho de que desaparezcan 104 personas del paro registrado no permite "echar las campanas al vuelo". En este sentido, compromis señala que hay otros indicadores que muestran que la situación no es positiva, como el aumento de la precariedad laboral por la reducción de plantillas fijas y el incremento del empleo a tiempo parcial.

El paro registrado se ha reducido ligeramente en el mes de febrero, 104 personas menos inscritas en las oficinas de empleo, que sitúa en 4.865 el total de personas desempleadas. Es un dato positivo, especialmente si se compara con lo ocurrido en años anteriores, pero sigue la tendencia observada en los últimos meses: no se corresponde el número de personas inscritas con la subida de la afiliación a la seguridad social, por lo que se mantiene la situación de desánimo, entre otras, a la hora de registrarse en las oficinas de empleo.

La ligera mejoría en las cifras de desempleo sólo afecta a los hombres, con un descenso de 93, mientras que el número de mujeres desciende en 11, un mes más la situación laboral de las mujeres, en cuanto a cifra de parados, es peor que la de los hombres.

En cuanto a la cobertura de las personas desempleadas si tenemos en cuenta los datos generales, estamos ante una situación dramática, que se agrava debido a los recortes que se vienen aplicando por parte del Gobierno en todos los ámbitos sociales, y que venimos denunciando desde hace mucho tiempo. El número de personas desempleadas que no perciben prestación alguna ya está cerca del 40%, lo que supone que de los parados inscritos en Crevillent en torno a 2.000 ya no perciben ninguna prestación, además habría que sumar los que no figuran inscritos en la oficina de empleo.

La Concejala Aitana Mas manifiesta que Desde Compromís se valora el descenso del paro aunque haya sido modesto. Sin embargo como venimos explicando hay otros indicadores que nos muestran que la situación no es tan positiva y que influyen directamente en la realidad del mercado de trabajo y de las personas. Así, la reforma laboral está teniendo efectos perversos en el mercado de trabajo, continúa la destrucción de empleo fijo, con un aumento de la precariedad laboral por la reducción de plantillas fijas y el incremento del empleo a tiempo parcial, Durante el período de crisis los salarios han descendido un 10%, lo que supone el deterioro de las condiciones de vida y trabajo de gran parte de la población, que aunque encuentren trabajo, es en unas condiciones que en muchos casos  no supone salir del umbral de la pobreza.

Compromís