jueves, 6 de marzo de 2014

El concejal de Seguridad Ciudadana afirma que el traslado de la sede policial, mejora la seguridad y la atención ciudadana

El concejal de Seguridad Ciudadana Manuel Moya ha hecho un balance de las llamadas telefónicas que recibe la policía local antes y después de trasladar su sede al polígono de la Estación  y así  constatar con datos si el cambio de ubicación  está afectando o no a la atención del ciudadano.

Cuando se realizó el traslado de la sede policial, que estaba en calle Llavador a la actual ubicación en el Polígono I-4 de la Estación, se criticó que por las tardes no hubiera un retén en el Ayuntamiento, al igual que se había previsto por las mañanas. Desde el ejecutivo municipal , según explica Moya, se  entendía que era igualmente eficaz utilizar internet y la telefonía para una correcta atención ciudadana y resultaba mucho más económico. Para saber el impacto de la medida en un sentido u otro, la estadística de llamadas , según el concejal de Seguridad,  puede orientar.

Comprobando la estadística de llamadas recibidas en el 2º turno de la Policía Local durante  el mes de noviembre pasado, anterior al  traslado que se hizo en diciembre,  y las llamadas del mes de febrero actual, se constata una sensible disminución. En noviembre hubo 309 llamadas y del 25 de enero al 25 de febrero un total de 222 llamadas.

El concejal de Seguridad Ciudadana  indica que es corto el plazo de tiempo analizado para constatar una tendencia,  pero ya se pueden establecer algunas conclusiones como consecuencia de esa comparación. En primer  lugar, según  Moya,   las llamadas han  disminuido en el 2º turno Policial por la tarde un 28,15%. En segundo lugar, según la comparativa, se puede comprobar que  las necesidades de contactar con la Policía  Local han disminuido.

Manuel Moya señala que si se tiene en cuenta que en el mes de noviembre la sede Policial se situaba en C/ Llavador y ahora está en el Polígono I-4 de la Estación, parece lógico pensar que aquellos ciudadanos que iban personalmente a realizar consultas o gestiones ahora llamarían por teléfono y sin embargo resulta que sucede al contrario. En opinión del concejal de Seguridad, es posible que las consultas o gestiones personales se concentren en el turno de la mañana en el Ayuntamiento cuando hay un Policía encargado de atenderlas.

Moya indica que  los primeros días de traslado de la sede Policial hubo alguna confusión entre los ciudadanos, por ejemplo   no sabían dónde se renovaría el D.N.I. y aclaradas esas dudas, no ha habido prácticamente ninguna  queja sobre la atención ciudadana derivada del cambio de ubicación.

Significar que en la nueva sede de la Policía Local, los horarios de atención al público son las 24 horas de todos los días.

Moya informa que desde la puesta en funcionamiento de la nueva sede, las intervenciones presenciales de la Policía Local son más rápidas cuando arrancan desde la sede por su estratégica ubicación más próxima y que se puede acceder a los puntos más sensibles de la población con menor tiempo.

El concejal indica también que se constata con esta estadística comparativa que no tenía mucho sentido dejar un retén abierto en el Ayuntamiento, cuando se pueden gestionar mejor los recursos humanos, sin perder eficacia, concentrándolos y sobre todo   teniendo en cuenta el tamaño de la población. De todas formas, Moya indica que se continuará comprobando que el traslado de la Policía no supone ninguna falta de calidad de vida para los crevillentinos.

El cambio de sede policial supone tener mejores instalaciones para la prestación del servicio policial, con una ubicación estratégica que permite mayor rapidez en las intervenciones desde la sede y una mayor comodidad para hacer las gestiones por la existencia de aparcamientos en la zona. Por otro lado, la estadística de llamadas demuestra que no ha habido impacto en la atención ciudadana por el traslado de sede. El PSOE y Compromís que pretendían mantener abierto un retén policial en el Ayuntamiento por las tardes, se equivocaban porque para lo único que servía su propuesta era para malgastar los recursos de los ciudadanos” Afirma el concejal de Seguridad ciudadana

Manuel Moya explica también que todas las poblaciones cuando tienen recursos para hacer las instalaciones necesarias para su Policía Local, localizan ubicaciones que no estén condicionadas por el espacio, que puedan ampliarse en caso de precisar más plantilla de policías y que en el exterior haya aparcamientos libres para los ciudadanos que necesiten hacer gestiones presenciales. Por supuesto, esas instalaciones tienen que dotarse de los últimos medios en materia de comunicación y estar situadas en vías de alta capacidad para poder desplazarse con la máxima rapidez a cualquier punto de la población que precise de la intervención policial.


Finalmente, el edil indica que con esas premisas y teniendo presente que la configuración urbanística de todas las poblaciones es parecida, no hay otro sitio más apropiado para las sedes policiales que al borde del casco urbano y en los espacios hacia donde crece la población, que en el caso de Crevillent es la zona sur.

Ayuntamiento