miércoles, 23 de abril de 2014

La Diputación señala que el ADDA es accesible a discapacitados pero no cuentan con un espacio apto para camas médicas


Debido a las diferentes informaciones aparecidas acerca de la imposibilidad de la asistencia de Alfredo Sánchez al estreno de la ópera Oh My Son, debemos indicar lo siguiente: 

El Auditorio de la Diputación de Alicante es un edificio accesible; sin embargo, no cuenta con un espacio apropiado para camas medicalizadas. Lamentamos no haber podido ofrecer una solución a la petición que nos hizo el compositor Marcos Galvany para que Alfredo Sánchez asistiera a la representación de Oh my son. La negativa sólo respondió a que Alfredo contara con un espacio digno y acondicionado, velando en todo momento por su seguridad y salud. Así se le dijo al compositor, quien compartió y entendió la respuesta que se le dio en los días previos al concierto.

Quien conoce el Auditorio sabe que, en numerosas ocasiones, acuden a conciertos personas con distintas discapacidades, pero se trataba de una situación que requería necesidades muy concretas, y el Auditorio no cuenta con las garantías para dar una respuesta médica como la que nos pidió el compositor. La invitación de Marcos Galvany a la familia se hizo condicionada al estudio de las posibilidades de espacio y seguridad, pero nunca se dirigió la petición directamente al Auditorio. 

Siempre hemos sido sensibles a cualquier demanda y se atienden las peticiones que nos llegan. En este caso, la respuesta se hizo en tiempo y forma dirigida a Marcos Galvany.

ADDA