viernes, 1 de agosto de 2014

PP: El cine Iris no estaba catalogado como protegido porque no reunía los requisitos

Ante las declaraciones realizadas por el representante del PSOE sobre el derribo del cine Iris, el Portavoz Adjunto del Gobierno Municipal Manuel Moya destaca, que este edificio no está catalogado como protegido, al considerar que no reúne las condiciones básicas arquitectónicas, urbanísticas, artísticas, etc. necesarias para estar incluido en el catálogo de edificios, teniendo la misma consideración la Conselleria  cuando aprobó el Plan General de Ordenación Urbana de Crevillent.

Moya indica que no ha sido del agrado del Gobierno Municipal este derribo,  que hasta el último momento ha intentado evitarlo, a través de negociaciones con el propietario,  pero finalmente lamentablemente  no se ha conseguido el objetivo de mantener en pie este edificio.

Recordar que este es un edificio construido en el año 1930, posterior al derribo del Castillo de Crevillent en el año 1920 y que no tiene nada que ver con esta construcción, como algunos falsamente intentan transmitir a los crevillentinos.

El Gobierno Municipal cuando tuvo conocimiento de este proyecto de derribo en la comisión informativa de Obras de principios del mes de julio, lo primero que hizo fue dejar el asunto encima de la mesa para poder verlo y estudiarlo. Los técnicos municipales confirmaron que la edificación se encontraba fuera del catálogo de edificios protegidos y que en cualquier caso, no se le podía denegar la licencia de obras al propietario, ya que estaba en su pleno derecho de poder llevar a cabo el derribo , porque el mismo contaba con el proyecto de derribo y la dirección facultativa para poder ejecutarlo. Lo que sí hizo el gobierno municipal, fue asegurarse que hubiera una afección en la parcela para que en el futuro cuando se quiera edificar, el propietario tenga que hacer las catas arqueológicas correspondientes, ya que en ese terreno el valor histórico y de patrimonio real está en el subsuelo, ya que se presupone que pueden aparecer restos de la antigua muralla de Crevillent, como ya ocurrió en las obras del archivo municipal que lindan con este solar y que fueron protegidas y puestas en valor por el gobierno municipal.

Indicar que hace años el gobierno municipal hizo una propuesta al propietario de la parcela en cuestión para intentar comprar los terrenos, pero no hubo posibilidad de acuerdo porque el propietario no vendía. Una vez que la licencia de obras de derribo fue aprobada, porque si no se estaría incurriendo en una ilegalidad por parte del Ayuntamiento, se intentó que el propietario no  derribara la edificación, pero no fue posible.

“No nos gusta el derribo del Cine Iris, por eso hemos intentado convencer al propietario para que no lo derribara, pero estaba en su derecho y no lo hemos podido evitar.

El PSOE se dedica a criticar cualquier cosa que se haga, porque cuando se realiza alguna rehabilitación tampoco les gusta y basta recordar la rehabilitación de la ermita de San Cayetano  o Els Pontets y la rehabilitación del casco antiguo. Igualmente le quieren dar valor a cosas que no lo tienen, como el Puente de San Sebastián que estaba hecho de material de derribo, a punto de caerse cuando se derribó,  o la Casa del Médico, también en ruinas”.

Por lo tanto, desde el gobierno municipal, afirma Manuel Moya, se ha hecho todo cuanto podía para intentar hasta el último momento que no se derribara la edificación de la calle Blasco Ibáñez, pero  no ha sido posible por la negativa del propietario y por imposibilidad legal de denegar el derribo.

El Portavoz Adjunto del PP recuerda también que este Gobierno Municipal es el que más actuaciones en materia de protección y rehabilitación del patrimonio ha realizado. Entre las más relevantes cabe destacar las fachadas de las Escuelas Nuevas en calle Llavador, la del Ayuntamiento en calle Mayor, el Mercado Municipal y la Torre del Iglesia Vieja o el Puente de San Sebastián que se construyó. También se ha realizado  la Urbanización de la Rambla, junto con la ampliación del Puente de Jorge Juan, las calles del casco antiguo San Francisco, Villa, Honda, Peine, etc., y calles de San Rafael, San José, Pedro Soler, San Joaquín, Sierra, etc. que han revitalizado la trama urbana pública o todos los edificios museísticos, incluido el de Semana Santa. Se ha rehabilitado también la ermita de San Cayetano, que cuando se estaba rehabilitándola, se derrumbó como consecuencia de un terremoto y el acueducto de Els Pontets, rehabilitado con rigor histórico y arqueológico, a pesar de las críticas , pero muy del agrado de los crevillentinos. Todo ello, indica el representante del PP, demuestra el interés del Gobierno Municipal por la defensa del nuestro patrimonio público, desmintiendo las falsedades que propagan grupos municipales como el de EUPV-ERPV que pretende responsabilizar al PP de todos los males.

“Todos lamentamos el derribo del Cine Iris, como también lamentamos desde el PP que se pretenda utilizar esta situación para criticar sin fundamento y utilizando falsedades como hacen desde EUPV-ERPV, acusando al  Gobierno Municipal de destrucción del patrimonio público, cuando la simple lectura de las numerosas intervenciones de rehabilitación del patrimonio efectuadas desde el Gobierno Municipal con la activa oposición de EUPV-ERPV , demuestran a diario la falsedad de ese planteamiento”.


En cuanto a próximas actuaciones de rehabilitación, Moya avanzó que se está preparando el proyecto de rehabilitación del puente situado en el barranco de la Rambla, bajo de Els Pontets y el tramo de acequia que está apuntalado, junto también a Els Pontets. El Ayuntamiento ha contratado a un arquitecto crevillentino para la redacción del proyecto y dirección facultativa y con la Diputación Provincial se firmará un convenio por el que pagará el importe de la ejecución de las obras de restauración-reconstrucción a realizar. Finalmente el Portavoz Adjunto del PP indica que todo esto es una prueba más del interés del Gobierno Municipal por la conservación del patrimonio público.

PP