martes, 9 de septiembre de 2014

La nueva ley urbanística valenciana reduce a 1 año la tramitación de los planes generales que tardaban entre 10-15 años

El concejal y portavoz adjunto del PP Manuel Moya ha informado que  el pasado 20 de agosto entró en vigor la nueva Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje (LOTUP), en la que  hay varios aspectos destacados  para conseguir el objetivo de finalizar la tramitación de los planes generales de los municipios en el plazo de 1 año, cuando hasta ahora se tardaban entre 10 y 15 años. Según información facilitada por la Consellera de Territorio Isabel Bonig, los PGOU tendrán una tramitación pormenorizada y local y otra estructural y autonómica.

Moya indica , que en 10 años se tramitó el Plan General de Crevillent y según la información facilitada por la Consellera de Territorio Isabel Bonig, lo normal era tardar entre 10 y 15 años. “Nosotros estamos en el menor de los tiempos empleados para aprobar el Plan General. Por ello, destacamos que era falso lo que decían los portavoces de la oposición de Crevillent que se tardó mucho tiempo y por otro lado, lamentar que esta ley urbanística, que contiene novedades muy importantes, no haya sido aprobada por la oposición en Les Corts Valencianes”.

 La tramitación se iniciará con la presentación de un documento de consultas a la Generalitat por parte del ayuntamiento, planteando las propuestas generales para el municipio, sin entrar al detalle específico de cada área o sector, donde se detallan las previsiones de crecimiento y estableciendo las grandes áreas de protección, las infraestructuras verdes, que deberán tener conexión entre sí y con otros municipios y las infraestructuras de la red básica (carreteras y ferrocarril). Teniendo estas líneas básicas y el núcleo urbano existente, el resto serán las nuevas zonas de ampliación de viviendas o zonas industriales.

La Generalitat responderá en el plazo de 3 meses y el Ayuntamiento elaborará el plan general estructural, acompañando el informe de sostenibilidad ambiental y territorial y el estudio de paisaje, que se someterán a información pública. En el plazo de tres meses, la Conselleria redactará la memoria ambiental y territorial que pasará un nuevo proceso de participación pública, antes de la aprobación definitiva del plan general estructural.

El plan general estructural contemplará el informe de viabilidad económica y la memoria de sostenibilidad económica, dónde los ayuntamientos estudiarán el impacto en las haciendas locales del mantenimiento de los suelos dotacionales que se programen.


A partir de la aprobación del plan general estructural y siempre que se respete lo aprobado, los ayuntamientos podrán tramitar directamente los planes parciales, especiales, de reforma interior, estudios de detalle y programas de actuación integrada. 

Ayuntamiento