jueves, 25 de septiembre de 2014

PP No apoyará la moción de Compromís y EU-ER porque no hay aún una propuesta cerrada sobre la reforma electoral

La Portavoz del Partido Popular, Loreto Mallol, ya adelanta que el Grupo Municipal del PP no va a apoyar la moción que han presentado conjuntamente Compromís y EU-ER sobre la reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General porque simplemente el Gobierno Central lo que ha anunciado es que va a modificar la Ley , pero no se sabe cómo quedará finalmente redactada, ya que no hay una propuesta cerrada y se está pendiente de tratar con todos los grupos con representación en el Congreso de los Diputados.

En estos momentos, la modificación de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General no se va a incluir en el paquete de medidas de regeneración democrática en aras a alcanzar un mayor consenso y esta reforma se  está  tratando en una mesa de partidos, con lo que en la moción ya se parte del error de incluir la modificación en ese paquete de medidas.

Descalificar, como hacen Compromís y EU-ER, sin que haya una propuesta por parte del Partido Popular encima de la mesa es difícil de entender, no hay un modelo por el que se haya pronunciado el Gobierno Central y de hecho está hablando con todos los grupos con representación en el Congreso de los Diputados.

“Indicarle a Aitana Mas, representante de Compromís que modificar la Ley en aras a que gobierne el más votado no es ningún golpe de estado, los pactos que se realizan el día después de las elecciones en un despacho si pueden considerarse un golpe de estado a la democracia. Estos pactos permiten que gobierne quien está en minoría en contra de la decisión mayoritaria de las urnas.

En cuanto el vaticinio de debacle del Partido Popular en 2015,  simplemente recordarle que Compromís en las europeas bajó algo más de un 40% respecto a las municipales, perdió 824 puntos y las encuestas no le son muy favorables para las próximas municipales. Esto  los está poniendo muy nerviosos y eso se nota en sus declaraciones fuera de lugar”. Afirma Mallol .

Mallol recuerda que en las municipales de 2011 Compromís sacó 1.874 votos y en las europeas de 2013 bajó hasta los 1.050 votos, es decir perdió 824 votos lo que supone bajar algo más del 40% de los votos.

En cuanto a EU-ER su argumentación, prosigue la Portavoz Popular, siempre es la misma se trate del tema que se trate: democracia participativa, abrir el ayuntamiento a todas y todos y consultar al pueblo como si en las urnas el pueblo no se manifestara. Además que Vicent Selva diga  que cambiar las reglas de juego es antidemocrático, lo sería si el partido hubiera comenzado. El juego comienza cuando se convocan las elecciones y para ello todavía faltan más de 8 meses con lo cual hay tiempo para llegar a acuerdos.

“Vicent Selva lo que no es democrático es que el partido que siempre gana luego nunca pueda gobernar y gobiernen los que nunca ganan. Lo grave es que en despacho se pacte en contra de la decisión mayoritaria de los ciudadanos y eso es lo que ustedes pretenden.

Pero no se preocupen que eso no va a ocurrir en Crevillent, porque los vecinos saben que frente a un Partido unido como es el Partido Popular de Crevillent que además tiene  un programa concreto ,  hay un batiburrillo  de partidos con ideas muy diferentes que sería difícil que se pusieran de acuerdo en algo, ya que solo tienen en común  ir contra el Partido Popular.

El Gobierno Central pretende llegar a acuerdos con los partidos políticos y si es posible llegar a un consenso, pero con EU y ER es difícil porque para ustedes llegar a un consenso es hacer lo que ustedes digan y lo demás es antidemocrático”. ha indicado la portavoz del PP.


Por último, Loreto Mallol, recuerda que la reforma de la Ley electoral no es una extravagancia del Partido Popular y  lo que se deben evitar son los pactos poselectorales, como ocurre en países como Francia, Alemania o Italia, porque hacen menos dinámico el gobierno ya que  llegar a acuerdos entre formaciones que opinan de forma diferente  dificulta y hace más lenta la gestión. La propuesta no está cerrada, está lo suficientemente abierta para que todo el mundo se pueda sentir cómodo en la negociación.

PP