martes, 14 de octubre de 2014

Candela recuerda que el proyecto de los imbornales fue supervisado por 5 técnicos titulados

El Concejal de Obras Rafael Candela, ha salido al paso de las declaraciones realizadas por el Concejal Socialista, Policarpo Ramón, en las que criticaba el contrato de mantenimiento de los imbornales del colector de aguas pluviales de la Santísima Trinidad y Avenida de la Libertad.

Rafael Candela, ha recordado en primer lugar, al concejal Policarpo Ramón, que este proyecto fue redactado por los técnicos de la Oficina Técnica Municipal del Ayuntamiento, habiendo sido revisado el mismo por los técnicos de la Diputación Provincial, ya que contaba con una subvención de la Diputación del 51% del coste de la obra. Asimismo, el proyecto fue supervisado por un técnico contratado por la Diputación, que fue el director de la obra y por último, fue estudiado y revisado por el ingeniero de la empresa constructora. El concejal de Obras señala que ahora el PSOE cuestiona un proyecto en el que  han intervenido en su estudio, redacción y ejecución, más de 5 técnicos titulados y  los cuales en todo momento, fueron rectificando el proyecto a medida que se iba ejecutando, introduciendo mejoras y haciendo que la obra quedara de la mejor manera posible.

Rafael Candela lamenta que una vez más, el concejal Socialista no esté satisfecho con el trabajo de este Ayuntamiento y se dedique  a criticar el trabajo de los demás, porque sabe que los vecinos han sabido apreciar que después de tantos meses de obras, la calle quedó muy bien y  cambió totalmente el aspecto de la misma, dotando de mejores aceras para los peatones y mejores servicios a las viviendas y vecinos. El edil de Obras indica que el ejecutivo  municipal siempre ha sido consciente de que los imbornales desde su construcción, por culpa de que prácticamente no ha llovido nada desde que se terminó la obra ,a excepción de estas últimas semanas donde ha llovido abundantemente, desprenden olores, ya que el agua se evapora por el calor y produce que salgan olores del colector. La empresa de limpieza Selesa, ha estado durante todo este tiempo, rellenando con agua los imbornales cuando estos se quedaban sin agua, para intentar que las molestias fueran mínimas.

Lo que se pretende , explica Candela, es que estos trabajos de limpieza y mantenimiento de los imbornales se lleven cabo de manera periódica, para intentar que las molestias sean mínimas para los vecinos en las calles San Vicente Ferrer, Rambla Castellar, Santísima Trinidad, Palma, Avenida de Madrid y Avenida de la Libertad, donde están los cinco colectores que ha construido el Ayuntamiento . Tras la contratación de una empresa, esta se   dedicará a limpiar y rellenar todos los imbornales, intensificando esos trabajos en la época de calor, que es cuando el agua se evapora más rápidamente.

Según el concejal de Obras , parece ser, que lo que le molesta al Señor Policarpo Ramón es que el Ayuntamiento de Crevillent solucione una molestia a los vecinos y no solo eso, sino que encima se dedica a criticar esta actuación. Un sin sentido, ya que de no haber solucionado este problema, seguramente el concejal socialista hubiese salido a los medios diciendo que el Ayuntamiento no hace nada por solucionar dicho problema. El Concejal de Obras, ha afirmado que “Por lo visto,  el Señor Ramón sale a los medios de comunicación criticando las obras sin presentar una alternativa seria a lo que ya hay construido, y haciendo unas valoraciones económicas del posible coste de la alternativa de manera muy a la ligera, sin presentar un estudio serio y riguroso de costes ni unos planos”.


Rafael Candela, ha destacado que “desde el Gobierno Municipal no queremos molestias para los vecinos y  estamos  trabajando desde el primer día, primero con la construcción del colector de aguas pluviales y ahora con la aprobación de un pliego técnico para el mantenimiento y limpieza de los imbornales de las calles por donde transcurren los colectores para intentar acabar con los malos olores y suciedad”. Afirma por último Candela.

PP