miércoles, 11 de febrero de 2015

Opinión crevillentina: "mira que sabe mi abuela" por Laura Gomis Pérez

Mira que sabe mi abuela. La semana pasada me daba una lección de sabiduría, contundente y asertiva. En una frase es capaz de resumir una tesis doctoral, con ese conocimiento que da la experiencia de los años.

Bueno, lo cierto es que no es una capacidad privativa de ella. Creo que todas las abuelas la tienen.

Y me decía ella, contestando a un comentario mío sobre los presupuestos municipales y las obras y reformas a realizar en este 2015 que: “tindrien que fer eleccions tots els anys”. Estoy segura de que, si eres también eres abuela, ya no necesitas seguir leyendo este escrito. Conoces a la perfección todo su contenido.

Es ya un clásico redundante: cuando estamos en año de elecciones, todo son obras e iniciativas.

Y no es que no sean necesarias. No, no, no es eso. Las aplaudo de forma generalizada, por supuesto. ¿Pero … y los demás años?.

Tampoco descubro nada si sospecho que huele a electoralismo.

Magnífico: Inauguración del centro joven Juan Antonio Cebrian; Obras de ampliación del Parc Nou, subvencionado por la Diputación de Alicante, y bienvenida sea esa subvención que no nos cuesta dinero (directamente, claro); Arreglo de aceras en diferentes calles; Pintura de bancos; Talleres de empleo y cursos de inglés para desempleados; Proyecto para la obra del comedor de un colegio (por fin); Previsible inauguración del Criss; Actuaciones en accesos a la sierra …

 No resulta coherente esa forma de actuación, ese modus operandi no es racional ni eficiente en términos de servicio. Puede que resulte más lógico el acometer las obras y las inversiones distribuyendo su coste presupuestario en proyectos cuatrianuales, coincidentes con las legislaturas. Y no todo ahora, después de meses sin rastro de estas actuaciones, para hacer ver a la gente lo mucho que aman nuestro pueblo.

Bueno, puede que falte la foto de campaña abrazando niños (aunque tal vez aún la vea) y aunque es para darse cabezazos contra la pared deseando el cambio, bienvenido sea ese  electoralismo del pp si así al menos tendremos esas inversiones realizadas. ¡Si hasta Diputación se acuerda de Crevillent!.

Ya lo decía mi abuela: “tindrien que fer eleccions tots el anys”.   

Laura Gomis Pérez
Abogada y socialista.