miércoles, 25 de febrero de 2015

PSOE afirma que el concejal de Obras se encuentra fuera de la realidad del sector de la construcción en Crevillent

Para el concejal del Grupo Socialista Policarpo Ramón , el edil de Obras debe de encontrarse en “alguna realidad paralela” al afirmar que el sector de la construcción en Crevillent “está siendo un referente de crecimiento y dinamismo en la comarca”.

Para ello confunde y manipula las estadísticas. Más allá de las obras que el equipo de Gobierno se ha lanzado a realizar compulsivamente en ésta última parte de la legislatura de cara a lavar su imagen para las elecciones, en Crevillent llevamos años en los que la actividad constructiva ha ido reduciéndose a tal punto que en la actualidad sencillamente está completamente paralizada.

Por la comisión de obras, en los últimos años no han pasado más que pequeñas obras de reparación, alicatado de baños, pintura, arreglos de desperfectos, licencias de primera y segunda ocupación etc. pero la “gran actividad” en la construcción” de la que el concejal cacarea es que en los últimos tres años no se han construido en Crevillent más allá de 10 viviendas.

Para encontrar la realidad de la construcción en Crevillent sólo hay que mirar al cielo y comprobar que no se ve ni una sola grúa (ahora que por fín han retirado las que llevaban años en obras paralizadas).

El Concejal haría bien en hablar con los empresarios de la construcción locales ahora que se están asociando, atender sus necesidades y escuchar cuáles son sus realidades en lugar de lanzar notas de prensa triunfalistas  que dejan atónito a todo el que trabaja en el sector de la construcción en éste pueblo.

Claro que no es de extrañar esta actitud a la vista de que todo el mundo en el PP se ha lanzado a la ardua terea de hacer creer a los ciudadanos que vivimos en el “país de las mil maravillas”, como el que dibujó Rajoy ayer en el Debate del Estado de la Nación, o la actitud del Alcalde en el Pleno del pasado Lunes donde llegó a afirmar que la entrada del “banco malo” en las promociones que quedan sin vender tirando los precios a menos de un tercio de su valor, es una ventaja para los crevillentinos.

PSOE