lunes, 16 de marzo de 2015

Mallol afirma que la memoria de gestión es un buen medio para informar a los vecinos de cómo se ha gastado su dinero

La Primera Teniente de Alcalde, Loreto Mallol, le indica a Vicent Selva que estaban esperando la crítica de EU-ER a la publicación de la Memoria de Gestión Municipal, pero no por el hecho de ser el resumen de 4 años de gobierno, simplemente se esperaba porque desde la coalició d´esquerres  siempre se critica cualquier cosa que haga el Gobierno Municipal aunque sea, como en este caso, informar a los vecinos de lo que se ha hecho durante estos años. También Mallol le recuerda a Selva que todo lo que se hace desde el Ayuntamiento es con el dinero de los todos los crevillentinos y estos tienen derecho a saber en qué se ha invertido y utilizado su dinero.

“A EU-ER queremos decirle que el Gobierno Municipal tiene la obligación de informar a los vecinos en qué se ha gastado su dinero y por ello se imprime la Memoria de Gestión y lógicamente se hace cuando termina un mandato porque se convocan elecciones. 

Pero no nos extraña que ustedes critiquen esta publicación porque durante estos 4 años su misión ha sido criticar la labor del Gobierno Municipal tratando de ocultar, enmascarar, quitar mérito e incluso oscurecer  todo lo que se ha hecho.

Por tanto hemos cumplido con la obligación que tiene todo aquel que gestiona el dinero de los demás y no es otra que explicar en qué y cómo se ha gastado su dinero. Los vecinos tienen a su disposición la Memoria de todo lo que se ha hecho y todo lo que ha sucedido durante los últimos 4 años”.

La Primera Teniente de Alcalde le explica a Vicent Selva que una memoria de gestión municipal, lógicamente, se tiene que realizar cuando termina un mandato y que este termina porque se convocan elecciones y por tanto siempre coincidirá con la proximidad de unas elecciones. Se puede extrapolar esta circunstancia a otras entidades como empresas, universidades, fundaciones o cooperativas por citar algunos ejemplos.

Mallol finaliza indicando que una prueba de que esta información interesa a los crevillentinos es que cada cuatro años se agotan los ejemplares que se han impreso.

PP