miércoles, 20 de febrero de 2013

PSOE manifiesta su preocupación por los daños de las obras del colector al comercio

El concejal socialista Policarpo Ramón acusa al gobierno municipal de poca sensibilidad a la hora de tratar con los afectados por una obra tan importante y que va a tener en situación de precariedad a muchos negocios directamente afectados durante mucho tiempo. 

Para empezar, ha declarado el edil socialista, la primera sorpresa ha sido comprobar que nadie se había dirigido a los comerciantes para informarles de la obra, los plazos, las fases, alternativas etc. A los grupos se nos había dicho que se había hablado con los afectados, pero según hemos podido comprobar, el gobierno municipal no considera afectados a los propietarios de comercios en una zona tan comercial como es la zona de confluencia de la Stma. Trinidad con la Avda. de Madrid. 

Para el Grupo Socialista, los comercios de la zona son los más afectados ya que suman a las lógicas molestias que a todo vecino le ocasiona una obra de esta envergadura a las puertas de su casa, el quebranto patrimonial que supone la constante pérdida de ventas comprensible en una zona cortada al tráfico. 

Estos vecinos, según hemos podido comprobar de primera mano se sienten profundamente agredidos e ignorados y así lo han puesto de manifiesto en un escrito presentado en el Ayuntamiento y firmado por 27 comercios de la zona. 

Para el Grupo Socialista las cosas se podrían haber hecho de otra forma desde un principio, e incluso se podrían estar haciendo de diferente forma si se tuviera más en cuenta los intereses legítimos de la ciudadanía. 

Para empezar se les tendría que haber reunido, informado y escuchado sus opiniones para causar el mínimo quebranto y que no se hubieran encontrado de la noche a la mañana con que les estaban cortando la calle sin haberles pasado siquiera una nota de aviso. 

Incluso hoy, más de dos semanas después del corte de calles, hay zonas cortadas desde el primer día que podrían estar abiertas porque todavía no se ha actuado sobre ellas, tan solo se utilizan para acopios de material y aparcamiento de vehículos de obra. Quizás, con muy poca más molestia para la empresa constructora, todavía se podría estar utilizando la Santísima Trinidad como vía de salida del tráfico y estar libre toda la zona del Parque Telmo Vela. 

Este tipo de obras, es necesario planificarlas muy bien y establecer ritmos de obra muy intensos para que la molestia sea la menor posible, controlar por parte de los servicios municipales que el ritmo es el adecuado y las zonas cortadas son las mínimas imprescindibles. 

Las obras no han hecho más que comenzar y todavía se está a tiempo de corregir éstos errores, por eso, en la Comisión de obras de hoy, el Grupo Socialista ha reclamado mayor diligencia y que se tenga en cuenta a partir de ahora a los comercios de la zona que no sólo sufren la molestia de la obra, sino que pierden cada día, con todo lo que está cayendo con la crisis, oportunidades de venta que no podrán recuperar.



Nota de Prensa PSOE