miércoles, 13 de marzo de 2013

PSOE presenta una moción por la retirada de la ambulancia nocturna


Los socialistas crevillentinos han presentado una moción para su debate en el pleno municipal, dirigida contra la retirada del servicio nocturno de ambulancia con soporte vital básico. 

Según ha manifestado Cayetano Mas, portavoz socialista, la retirada de este servicio es un paso más “y muy grave”, en el deterioro de un servicio público universal tan importante como es el de la salud.  Mas Galvañ ha recordado que uno de los grandes logros de la segunda mitad del siglo XX fue el conseguir el derecho a la asistencia sanitaria, básicamente a partir de la Ley General de Sanidad de 1986, promulgada por los primeros gobiernos socialistas de Felipe González, que conformó un sistema basado en la universalización, la equidad, la solidaridad, la calidad y la cohesión social. Tras años donde los ciudadanos consideraban que se habían consolidado derechos sociales, como el derecho a la salud dentro de un sistema sanitario público, los gobiernos del P.P. están consiguiendo retrocesos en dichos derechos que están poniendo en riesgo a muchos ciudadanos. Y además, en la medida en que la defensa de estos derechos ha constituido la parte esencial del modelo de sociedad en que queremos vivir, “está de hecho afectando gravemente al consenso constitucional y a todo el sistema de convivencia”.

Ante la idea que muchos quieren introducir en el subconsciente colectivo de que es lo mismo que gobierne el PP que el PSOE, lo que cada día está más claro es que los años de gobierno del PSOE han supuesto para las clases menos pudientes de este país largos periodos de avances en derechos sociales y colectivos, avances que la derecha del PP se ha apresurado a desmontar y recortar en cuanto ha gobernado, como ocurre en este momento.

A los ataques a los derechos salariales y laborales de los trabajadores, se han unido otras medidas que se están adoptando progresivamente y denominadas “de ahorro y eficiencia” que han supuesto claros recortes y así mismo se han implantado copagos en medicamentos, copagos en prótesis externas, trasporte sanitario no urgente, exclusión de 417 medicamentos de la prestación, se han excluido ciudadanos de la prestación sanitaria, se ha implantado copagos en medicamentos y prótesis a las personas discapacitadas, entre otros. 

Precisamente una de las últimas decisiones es el cierre de los servicios de urgencia extra hospitalarios, de algunas localidades de la Comunidad Valenciana, con justificaciones inadmisibles,  tales como que  solo se realizaría en centros con baja frecuencia o que la distancia al hospital no supere una hora, argumentos lamentables desde el punto de vista social y sanitario, pues es sabido y así lo aconsejan los especialistas que el tiempo de atención ante una urgencia-emergencia no debe de sobrepasar los 20 minutos para que el pronóstico sea razonable.

Ahora, la anunciada restructuración de las unidades de trasporte de urgencia-emergencia, supondrá un importante recorte en las prestaciones sanitarias que afectará a la calidad y a la seguridad de los ciudadanos, pues no nos olvidemos que ante una situación de urgencia-emergencia es fundamental: una información adecuada, la rapidez en el diagnóstico de la gravedad de la enfermedad del paciente y disponer de vehículo con profesionales sanitarios suficientes y material apropiado para garantizar el tipo de atención que requiera el paciente en situación de riesgo.


“El alcalde actúa protegiendo una vez más a su partido y a la Generalitat. Una vez más intenta esconder la realidad a los crevillentinos y crevillentinas, y que no es otra que nos hemos quedado sin ambulancia de soporte vital básico durante las noches, y que si tienen que venir de fuera, se pueden perder unos minutos esenciales. Todo esto resulta intolerable, porque los recortes tienen un límite, y ese límite es la vida de las personas, ¿o es que tendremos que preguntarles a los gobernantes del P.P. cuánto vale la vida de una persona? No se puede poner en riesgo la atención sanitaria a los ciudadanos, especialmente a los más débiles, que son los más perjudicados, generando inseguridad, miedo, intranquilidad ante la enfermedad y ante la posibilidad de una atención en situaciones de urgencia-emergencia. De hecho, estos días pasados ya se han producido situaciones de urgencia que han puesto en grave riesgo la vida de ciudadanos y que, afortunadamente, han podido ser resueltas gracias a la ayuda de otras entidades, que por desgracia no siempre está disponible”.

Cayetano Mas ha recordado que estas medidas se han llevado a cabo sin ningún tipo de diálogo, ni intento del mínimo consenso, ni con los agentes sociales o colectivos de profesionales, de espaldas al Parlamento valenciano y a los ciudadanos.

El portavoz socialista ha criticado duramente la actitud del gobierno municipal y del alcalde en este asunto que afecta tan directamente a los crevillentinos y crevillentinas, acusándole de no actuar al servicio de los ciudadanos, sino de los intereses de su partido y de la Generalitat de Fabra, o intentando ocultar y deformar la realidad, que no es otra que quedarnos sin el servicio nocturno inmediato.

Por todas esas razones, la moción socialista exige que la Consellería paralice y rectifique las medidas de restructuración de las unidades de trasporte sanitario de urgencias llevadas a cabo en nuestra Comunidad.

PSOE