viernes, 21 de junio de 2013

El PSOE de Crevillent denuncia la actitud del Gobierno Municipal con respecto a las Auditorías de Aquagest

Para Policarpo Ramón, representante del Grupo Municipal Socialista en la Comisión del Agua es inadmisible que se haya presentado en la comisión de la semana pasada los resultados del estudio de 2011 sin que se haya aclarado ni tomado ninguna medida respecto a las irregularidades detectadas en 2010. El resultado de este dislate es que en las conclusiones de la auditoria de 2011 se destacan los mismos puntos de discrepancia que en la de 2010.

De hecho, la concesionaria no se ha molestado este año ni en presentar alegaciones, como al final va a ser lo mismo...

Del estudio de la auditoria presentada se desprenden algunas conclusiones que refuerzan las tesis que el Grupo Municipal Socialista viene defendiendo durante años, cada vez que Aquagest presenta sus “Estudios de Costes” anuales para proponer las tarifas del año siguiente. Por ejemplo que mientras el Gobierno Municipal nos aseguraba que subía la tarifa por debajo del IPC, en 2011 subieron la cuota de servicio un 49.51% en urbano y un 99.02%  en el extrarradio y la factura del agua subió de media un 7.73% (muy por encima del IPC).

El sistema de determinación de las tarifas, en palabras textuales del estudio, “incorpora al contrato gastos no contemplados inicialmente en la oferta. Esta circunstancia traslada al usuario las posibles ineficiencias del servicio sobre las que, además se  repercutiría el 12% en concepto de gastos generales y beneficio industrial”. Lo que quiere decir en “román paladino” que la empresa siempre gana, sin control real de cuales son los gastos que puede o no incorporar, para ellos cuantos más gastos  incorporen mas ganan, así de sencillo.

Ejemplo claro de esto es el aumento desmesurado en gastos de personal o la incorporación de gastos de difícil comprobación como son los 69.000€ de asesoría informática de la delegación de Alicante (se supone que el 3.3% del gasto en este concepto) lo que supondría que la delegación de Alicante de Aquagest se hubiera gastado más de 2.2 millones de euros en asesoría informática.

El caso es que ellos incorporan gastos a su libre parecer de forma que a los usuarios siempre nos sube el recibo de forma desmesurada, prueba de ello es que a pesar de haber comprado 65.000 m3 menos de agua y haber facturado 90.000 m3 más que el año anterior, la adjudicataria presenta un balance de la concesión con pérdidas, lo que supuso que en 2012 volvieran a subir las tarifas a su antojo.

Esta es la forma en que los gobiernos del PP se comportan con los poderosos, les ponen una alfombra roja para que se paseen sobre los hombros de los débiles ciudadanos, cada vez más arruinados y necesitados.

Sin embargo, con los pobres ciudadanos se comportan de forma autoritaria e inflexible, la prueba son los avisos de corte de agua que cada vez son más numerosos. El reglamento del servicio es tan duro que es posible, en los tiempos que corren, cortarle a un abonado el agua por un solo recibo de poco mas de 40 €.

En este sentido el Grupo Municipal Socialista presentará al Pleno Municipal iniciativas para proteger a las personas que debido a la situación que se está atravesando en estos momentos tienen dificultades para hacer efectivo el abono de los recibos de agua y luz, al menos que no le resulte tan fácil a una compañía que gana millones de los crevillentinos dejarles sin un servicio básico para la vida como es el agua potable.

PSOE