lunes, 15 de julio de 2013

Compromís: el perjuro del alcalde a las arcas municipales requiere su dimisión

El Grupo Municipal de Compromís ha manifestado a través de su Portavoz Municipal que la sentencia del Tribunal Supremo sobre las valoraciones de la expropiación de los terrenos que se realizaron en 1998 para la construcción de un centro educativo supondrá como ya dijimos en 2010, un perjuicio importante para las arcas municipales.
Un perjuicio que podría suponer una cantidad superior a los 2,2 millones de euros, cuatro veces más de la tasación inicial y siempre dando por buenos los datos del propio Alcalde que ofrece a los medios de comunicación ya que aún no ha dado cuenta en ninguna Comisión de Urbanismo de este grave asunto.
Para Compromís  y en aras de clarificar este asunto que reiteramos es muy grave, es necesario recordar dos elementos clarificadores importantes, en primer lugar se trata de un expediente de expropiación de unos terrenos que se impulso de forma incorrecta por decisión personal del Alcalde y que se ha venido ratificando en instancias judiciales donde ya no caben más excusas.
En segundo lugar la anulación por parte de los tribunales de las valoraciones iniciales de los terrenos por esa mala elección, obliga al Ayuntamiento a realizar una valoración diez años después de la expropiación lo que supone un incremento de su valor desde cerca de 500 mil a 2,7 millones de euros.
Esta resolución judicial confirma definitivamente que el Sr. Alcalde y su Gobierno adoptaron e impusieron una decisión equivocada a la hora de elegir un sistema de valoración y expropiación que a la larga se ha demostrado perniciosa para los intereses municipales y que no puede alegar desconocimiento ya que fue advertido en 1999 de esta circunstancia por el que fuera portavoz de la oposición Jesús Ruiz.
El Portavoz Municipal José Manuel Penalva ha manifestado que en cualquier país serio o en cualquier empresa sea pública o privada una sentencia de este tipo donde se condena de facto al Ayuntamiento ha pagar 2,2 millones de euros por una mala gestión hubiese supuesto la dimisión o cese  inmediato del máximo responsable y que en este caso es el Alcalde. Pero no contento con ello, no sólo no se asume ningún tipo de responsabilidad sino que por el contrario en lo que consideramos un acto de chulería política se afirma que al Ayuntamiento le sobra dinero para pagar este quebranto a la hacienda pública.
Desde Compromís lamentamos que este Ayuntamiento haya perdido la sentencia por las consecuencias económicas que supone ni nos alegramos de que el Alcalde quede en evidencia y nos haya vuelto a meter en un lio que seguramente tendrán que resolver futuros gobiernos que no son el suyo.
Añade Penalva que lamenta que de los recursos municipales, que con dinero público de todos los ciudadanos y dadas las circunstancias actuales de crisis y penuria económica de muchos vecinos y familias de la localidad, tenga este Ayuntamiento que destinar estos recursos no para programas de creación de empleo o para poner en marcha servicios esenciales y demandados por la sociedad crevillentina sino para pagar errores del Gobierno.
Desde Compromís considera que las declaraciones del Alcalde tras la sentencia ya ponen de manifiesto que no está dispuesto a asumir ningún tipo de responsabilidad que junto a lo que está pasando con la urbanización del Pinar supone uno de los perjuicios más graves a los intereses municipales y que más pronto que tarde deberán responder, por ello si por voluntad propia no quiere asumir esa responsabilidad desde ya le exigimos inmediatamente o que pague el perjuicio de su bolsillo o presente su dimisión.