miércoles, 6 de noviembre de 2013

PSOE Crevillent lamenta la nefasta gestión de los gobiernos del PP en RTVV

El cierre de Canal 9 es la peor solución a la peor gestión

En el día de ayer se consumó por parte del PP la quiebra de Canal 9 y Radio Televisión Valenciana, tras declarar el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana nulo el ERE que había iniciado hace unos meses el Gobierno de Fabra.

Para Francisco Javier Asensio, Secretario General del Partido Socialista de Crevillent “El gobierno del Partido Popular en la Comunidad Valenciana durante 20 años nos ha abocado a perder nuestros bancos y cajas y ahora perdemos la televisión autonómica”

Para la ejecutiva local de Crevillent el cierre de Radiotelevisión Valenciana pone en evidencia los miles y miles de millones de euros derrochados en dicho ente por parte de los Presidentes Valencianos como han sido Zaplana, Camps y Fabra.

Hoy hemos perdido un proyecto que nació hace 24 años para la promoción de la identidad de los valencianos, con mucha ilusión y audiencia, medio de comunicación público que el gobierno del Partido Popular aprovechó mediante la manipulación hasta la saciedad, convertiéndolo en un motor de influencia radical de sus políticas mas desastrosas.

No es de recibo que hoy Fabra nos envié un discurso a todos los valencianos diciendo que se cierra para evitar el cierre de colegios y hospitales. Cuando es incapaz de reconocer que lo que han hecho con este ente es despilfarrar millones y millones de euros en beneficio de las campañas electorales del Partido Popular provocando recortes gravísimos en la Sanidad, la Educación y en Servicios sociales.


Los socialistas recordamos que desde la llegada de Fabra al gobierno Valenciano se han dejado de pagar la renta garantizada de ciudadanía, los dependientes no cobran sus efectos retroactivos y ni su nomina de forma correcta, los estudiantes no perciben sus becas de libros, las becas de comedor escolar son injustas e insolidarias….etc así un largo camino de recortes y más recortes que está sufriendo la ciudadanía valenciana debido sin duda alguna a las políticas de grandes eventos y mayores despilfarros.