viernes, 27 de diciembre de 2013

PSOE insta a Bienestar Social a tomar medidas y frene el copago de los alumnos del Virgen de los Desamparados

De “nuevo recorte y desprecio inaceptable para los afectados” ha calificado el portavoz socialista, Cayetano Mas, la nueva regulación que afecta al funcionamiento del Centro de Discapacitados Virgen de los Desamparados de Crevillent. Como es sabido, este centro nació por iniciativa de los padres y madres con niños con discapacidad intelectual al no tener un centro de día de referencia en nuestra localidad. A tal efecto, los padres crearon dicha Asociación y hacia 1984 pudieron inaugurar la que seria su primera sede, con profesorado que cedió la Conselleria de Educación. Actualmente, como es sabido, el centro está ubicado en unas nuevas y más adecuadas instalaciones, gracias al esfuerzo de los padres y al apoyo de la ciudadanía de Crevillent.

En estos momentos, el centro funciona como centro de día para las personas con estas discapacidades. Cuenta con 45 alumnos, la mayoría de Crevillent, y está gestionado por una junta en la que están representados los padres, diversas instituciones de Crevillent, y la Generalitat.  

La situación actual se produce como consecuencia del decreto de la Conselleria de Bienestar Social del pasado 2 de agosto (en plenas vacaciones estivales), en virtud del cual los Centros de Día de titularidad no pública –como es el caso del Virgen de los Desamparados- pasan a dejar de percibir la cantidad que la Conselleria venia aportando por su funcionamiento, y se establece el régimen de copago para sus usuarios, lo que supone un verdadero tijeretazo dado sin previo aviso para el personal de los Centros. De hecho, se ha enviado una carta a los padres comunicándoles que a partir del próximo 1º de enero de 2014 deberán pagar unos importes mensuales que oscilan entre los 350 y 700€ por utilizar los servicios del Centro. Estas cantidades son inasumibles para la mayoría de las familias, que se sienten verdaderamente atropelladas por la Conselleria, puesto que son muchos los que no van a poder hacer frente a tales pagos mensuales, no quedándoles otra opción que dejar de llevar a sus hijos a este centro, al cual están acudiendo desde hace años.


El Grupo Municipal Socialista se ha hecho eco de esta situación, y tras preguntar en la pasada comisión municipal y comprobar que la concejal Guirao tenía noticia de la situación pero no había emprendido ninguna acción, exige públicamente que dicha concejal y el propio alcalde tomen cartas en el asunto y defiendan ante los ciudadanos la continuidad de un centro tan importante para Crevillent, y que se de marcha atrás en la disparatada pretensión de la Conselleria de cobrar unos precios tan abusivos.  Para el portavoz socialista, Cayetano Mas, “nos ha costado mucho a este país como sociedad la necesidad de integración de los discapacitados, pero ahora el Partido Popular nos quiere devolver de un solo golpe a aquellos míseros años en los que los discapacitados tenían que vivir en sus casas casi encerrados, apartados y sin una educación específica”.

PSOE