lunes, 17 de febrero de 2014

El Ayuntamiento ordenará cómo tienen que ser las aceras y accesos a los vados

El Ayuntamiento de Crevillent va a regularizar las aceras y accesos de  los vados, eliminando la antiestética y caótica ejecución por parte de los vecinos.

Desde hace más de 30 años, ha sido costumbre que una vez se concedía el vado para coche a un vecino para tener acceso reservado a la calle desde su local o garaje, éste ejecutase por su cuenta el arreglo de la acera, y muchas veces lo hacían con inclinación incorrecta y materiales deficientes o incluso invadiendo la vía pública simplemente colocando un pegote de cemento para ahorrarse casi todos los gastos.

El resultado después de tantos años es que muchas calles tienen irregularidades y desniveles con pegotes de asfalto, hay aceras con inclinaciones peligrosas, se retiene suciedad en esos puntos y además el resultado urbano es que hay muchas calles totalmente irregulares y antiestéticas.

El gobierno municipal va a solucionar esta cuestión con tres tipos de medidas. La primera es que con las obras de urbanización que ejecute a partir de ahora el Ayuntamiento, va a realizar los arreglos dejando el acceso correcto reparando las aceras. Las obras de reurbanización de calles de todo el Barrio Sur  ya contemplan esta actuación.

La segunda medida va incluida dentro de la nueva ordenanza de vados que se va a tramitar, de tal manera que cuando se apruebe por el Ayuntamiento la solicitud de vado, se concederá además la licencia para ejecutar la obra necesaria, con el plano, materiales y demás detalles necesarios para que el vecino ejecute la obra correctamente. Si el vecino no ejecuta la obra tal como lo ordene el Ayuntamiento, entonces no se podrá obtener el vado, que sólo podrá retirarse del Ayuntamiento con la supervisión favorable del rebaje realizado. Por otro lado, si la acera se deteriorase por el uso de  los vehículos, el titular del vado vendrá obligado a realizar las obras necesarias para repararla, ya que en caso de no hacerse ello daría lugar a la anulación del vado.

La tercera medida a partir de ahora, es que cualquier pegote que se coloque por cualquier vecino será retirado por el Ayuntamiento previa apertura del expediente de disciplina urbanística e imposición de la multa correspondiente.


La finalidad de estas medidas es  por un lado ir eliminando gradualmente estos rebajes o accesos a vados ya existentes a cargo del Ayuntamiento, ya que el consistorio ha sido tolerante con esas actuaciones, pero por otro lado a partir de ahora se establece una regulación seria y objetiva para impedir que  estas irregularidades se sigan produciendo en el futuro.

Ayuntamiento