miércoles, 12 de febrero de 2014

Loreto Mallol afirma que el dinero del superávit no se podía haber destinado a construir el Chapí como pide Compromís

La Portavoz del Partido Popular Loreto Mallol indica que el Teatro Chapí  se inauguró el 14 de febrero de 1914, pero eso no significa que, durante esos 100 años, el teatro estuviera operativo, ya que durante todo este tiempo sus propietarios realizaron en él  numerosas transformaciones hasta llegar a convertirlo en cine. Todos lo crevillentinos recordarán que llegó un momento en el que, dado su estado, era imposible que tuviera actividad y ningún gobierno municipal asumió su  reparación. El Gobierno Municipal del P.P. realizó gestiones para que pudiera demolerse y construirse por parte de la Generalitat un nuevo teatro aceptando las sugerencias realizadas por numerosas entidades culturales de la localidad. Fue demolido con presupuesto de la Generalitat y entre tanto la situación económica cambió radicalmente dejando el tema de la construcción aparcado, que no anulado y se seguirán realizando gestiones desde el Gobierno Municipal para su construcción.

Según Mallol, Compromís solo ve la crisis económica cuando le interesa y pide no solo el teatro, pide muchas más cosas y además todas gratis pero no es capaz de apoyar, aunque fuera desde la abstención, unos presupuestos municipales en los que sin aumentar impuestos, incluso bajando el IBI, se aumenta el gasto social y se mantiene la misma partida para entidades y actividades culturales.

“Sr. Penalva ustedes no hubieran   realizado la expropiación pero, en cambio, ahora  sí que estarían apoyando a 505 familias que no tendrían plaza escolar cerca de sus casas porque ni el colegio Mestra Pilar Ruiz ni el colegio Pintor Julio Quesada se hubieran podido construir.

Además Sr. Penalva, no engañe a los vecinos porque usted sabe perfectamente que los 5 millones de superávit utilizados para pagar la expropiación no se podían usar para construir el teatro, que además vale más, ya que la ley prohíbe aumentar el presupuesto en más del 1´7% y eso nos llevaría al 25%.

Recuerde que el superávit nos ha permitido pagar la expropiación, no tener que aumentar impuestos, pagar las subvenciones a todas las entidades y no tener que disminuir o eliminar servicios como está haciendo otros ayuntamientos.

Por último, indicar que todo lo dicho no está en contra de que sigamos pensando que el Teatro debe construirse”.

Según Mallol, desde las declaraciones del Sr. Penalva se desprende:
- Que Compromís no hubiera realizado las expropiaciones de los terrenos necesarios para la dotación escolar, con lo que los colegios Pintor Julio Quesada y Mestra Pilar Ruiz no se hubieran podido construir y seguro que ahora mismo Compromís estaría apoyando a los padres de esos 505 niños que, durante este curso 2013/2014, están matriculados en los dos colegios ya que no tendrían las plazas escolares que ocupan, al igual que les hubiera  pasado a los de cursos anteriores. Se realizaron las expropiaciones siguiendo los informes realizados por técnicos de diversas administraciones  al igual que se ha estado haciendo con todas las realizadas por el Ayuntamiento y además sin tener problemas. Algunos propietarios, aproximadamente la mitad, recurrió y en última instancia el tribunal ha fallado a su favor como está ocurriendo con otros recursos de este tipo y se puede  comprobar en los medios de comunicación que continuamente están dando noticias sobre los fallos de los tribunales.


- Que Compromís, pensamos que intencionadamente no dice la verdad ya que  la ley no hubiera permitido gastar esos 5 millones de euros del superávit en la construcción  del teatro cuya construcción, por otro lado, vale más. Y esto es así,  porque la ley solo permite aumentar el presupuesto en un 1,7% respecto al del año anterior. Si se puede utilizar, en cambio, para pagar la expropiación porque es consecuencia de una sentencia de obligado cumplimiento. Ese superávit tan criticado desde Compromís es el que ha permitido pagar la expropiación sin tener que aumentar impuestos y sin disminuir subvenciones o suprimir servicios como está haciendo numerosos ayuntamientos. 

PP