martes, 6 de mayo de 2014

Los técnicos estudiarán si modificar los imbornales del colector de la Santísima Trinidad, tal como propone el PSOE

El Concejal de Obras, Rafael Candela, ha salido al paso de las declaraciones realizadas por el Concejal Socialista, Señor Policarpo Ramón, en las que pedía que se modificasen los imbornales del colector de aguas pluviales de la Santísima Trinidad.

Rafael Candela, ha señalado en primer lugar, que el proyecto de construcción del colector de aguas pluviales de la Santísima Trinidad, así como la renovación del alcantarillado, las conducciones de agua potable, las aceras y la calzada, fue un proyecto de gran envergadura, con un coste de 592.000€ impulsado por el Gobierno Municipal, ante los problemas históricos que había tenido la calle Santísima Trinidad. Precisamente esta actuación   era una demanda de los vecinos, ya que cuando llovía fuerte en nuestra población, en esta calle discurría el agua de manera torrencial y era imposible poder transitar por ella, anegando el agua locales y garajes. 

Es segundo lugar, Candela le recuerda al concejal Policarpo Ramón, que este proyecto fue redactado por los técnicos de la oficina técnica municipal del Ayuntamiento, habiendo sido revisado el mismo por los técnicos de la Diputación Provincial, ya que contaba con una subvención de la Diputación del 51% del coste de la obra. Asimismo, el proyecto fue supervisado por un técnico contratado por la Diputación, que fue el director de la obra y por último, fue estudiado y revisado por el ingeniero de la empresa constructora. El concejal de Obras señala que ahora el PSOE  cuestiona un proyecto en el que  han intervenido en su estudio, redacción y ejecución, más de 5 técnicos titulados y  los cuales en todo momento, fueron rectificando el proyecto a medida que se iba ejecutando, introduciendo mejoras y haciendo que la obra quedara de la mejor manera posible.

Rafael Candela lamenta que una vez más, el concejal Socialista  no esté satisfecho con el trabajo de este Ayuntamiento y se dedique  a criticar el trabajo de los demás, porque sabe que los vecinos han sabido apreciar que después de tantos meses de obras, la calle  ha quedado muy bien y  ha cambiado totalmente el aspecto de la misma, dotando de mejores aceras para los peatones y mejores servicios a las viviendas y vecinos. El edil de Obras indica que el ejecutivo  municipal siempre ha sido consciente de que los imbornales desde su construcción, por culpa de que prácticamente no ha llovido nada desde que se terminó la obra, desprenden olores ya que el agua se evapora y produce que salgan olores del colector. La empresa de limpieza Selesa, ha estado durante todo este tiempo, rellenando con agua los imbornales cuando estos se quedaban sin agua, para intentar que las molestias fueran mínimas.

Es por ello, que se ha querido que estos trabajos de limpieza y mantenimiento de los imbornales se lleve cabo de manera periódica, así que en el mes de diciembre se tuvo la previsión de dotar en el presupuesto municipal de 2014 de una partida económica de 25.000 € para la contratación de una empresa que se dedicara a limpiar y rellenar todos los imbornales, intensificando esos trabajos en la época de calor, que es cuando el agua se evapora más rápidamente.

El Concejal de Obras, ha manifestado que cuando el concejal del PSOE, propuso su alternativa en la última comisión de Obras para la modificación de los imbornales, ya le contestó que esa propuesta debía ser estudiada por los técnicos municipales y que son ellos quienes deberían informar al respecto ya que son quienes mejor conocen el proyecto. “ Por lo visto,  el Señor Ramón no ha podido esperar a esa contestación y sale a los medios de comunicación a proponer unas alternativas a lo que ya hay construido, haciendo unas valoraciones económicas del posible coste de las obras de manera muy a la ligera, sin presentar un estudio serio y riguroso de costes ni unos planos”.


Rafael Candela, agradece el interés mostrado por el concejal Socialista, pero se reitera en que desde el Gobierno Municipal se ha venido trabajando en mejorar los imbornales y su mantenimiento, y si los técnicos municipales ven conveniente hacer algún tipo de modificación, se hará y si no  creen necesario hacer ningún tipo de obra, los imbornales se mantendrán regularmente con el rellenado de agua y la limpieza de los mismos para que no hayan ningún tipo de molestia para los vecinos. “ Nosotros no queremos molestias para los vecinos y  estamos  trabajando desde el primer día, primero con la construcción del colector de aguas pluviales y ahora con la redacción de un pliego técnico para el mantenimiento y limpieza de los imbornales”. Afirma por último Candela.

PP