viernes, 27 de febrero de 2015

PSOE exige la aprobación urgente de nuevas tarifas de fugas para desarrollar el nuevo reglamento del agua

En la mesa de seguimiento y control de la concesión del servicio de agua potable celebrada el pasado 10 de Febrero, el concejal del Grupo Socialista Policarpo Ramón interpeló a la concesionaria Hidraqua porque todavía no se había analizado el Estudio de Costes para la determinación de tarifas que normalmente se hace todos los años en Septiembre u Octubre para las tarifas del año siguiente.

La sorpresa fue que la concesionaria lo tenía presentado en el Ayuntamiento desde mediados de Octubre y era el Equipo de Gobierno el que no lo había presentado a la comisión y por tanto no se había elevado sus propuestas al Pleno que es el órgano que debe aprobar los cambios en las tarifas.

Inmediatamente se convocó otra comisión para el pasado 17/2 donde se presento el citado estudio. Con la excusa de que las tarifas no subían este año y las carencias que arrastramos en el área de Intervención, se habían saltado un trámite a nuestro modo de ver fundamental.

El resultado es que, aunque la propuesta de la concesionaria era de no aumentar las tarifas para este año, se ha obviado un punto que a nuestro entender desarrolla el recientemente creado Reglamento del Servicio que es la determinación de una tarifa para el re-cálculo de las facturas de los contribuyentes que han demostrado un aumento puntual del consumo por una avería en su red interior.

La propuesta contenida en el Estudio de Costes presentado por la concesionaria en Octubre era la determinación de una tarifa para estos casos  de 0,7751 €/m3, incluso el auditor en su informe piensa que debería ser de 0,7513 €/m3, pero la triste realidad es que al no haberlo aprobado el Pleno Municipal, todavía se están haciendo el cálculo de estas facturas al precio de la Tarifa Industrial que es de 1,7804 €/m3.

Pensamos que en unas facturas que generalmente son bastante abultadas, puesto que el usuario se da cuenta de la avería una vez que se han perdido muchos metros y muy habitualmente cuando les llega la siguiente factura, esta falta de diligencia les está costando a los contribuyentes muchísimo dinero. De hecho lo que se está desprendiendo del re-cálculo de las facturas son bajadas de las mismas de entre el 2 y el 25%, cuando lo normal es que  bajaran en torno al 50%.

El edil socialista ha querido recordar también que  llevamos sin aprobar las auditorías de la concesión desde 2010 y esto hace que haya problemas detectados por el auditor hace muchísimo tiempo y que nadie ha obligado a la empresa concesionaria a solucionar.

PSOE