lunes, 11 de mayo de 2015

El PP en su programa electoral propone una economía municipal saneada para aprovechar la recuperación económica

Gracias a la buena política económica del PP en el Gobierno de la Nación, se ha mejorado la financiación de los ayuntamientos y se han aprobado leyes que han elevado el control sobre los fondos públicos.

El aumento de recursos económicos y la buena administración municipal han posibilitado que el Ayuntamiento de Crevillent está por debajo de un tercio del tope del endeudamiento legal con el 34,64%, cuando el límite está en el 110%) y con 3 millones de superávit presupuestario en 2014.

El PP, ha explicado el Alcalde y candidato a la reelección César Augusto Asencio,  seguirá  manteniendo la presión fiscal en Crevillent, como hemos hecho en el pasado, por debajo de la media provincial y nacional de ayuntamientos similares. El incremento fiscal debe ser el último recurso y sólo tras ajustar los gastos hasta el límite de lo socialmente admisible.

Los costes anuales de los servicios de agua potable  y de recogida de basura, deben repercutirse íntegramente para que el servicio sea utilizado de modo correcto y eficiente, evitando su despilfarro y el déficit de recaudación, lo que pondría en peligro el mantenimiento del resto de servicios municipales indivisibles, financiados con los impuestos generales.

Se modificará la Tasa de la basura íntegramente, salvo las actividades industriales ya revisadas, para introducir criterios de reparto más justos como se ha hecho en las actividades industriales.

Se hará uso de la nueva legislación catastral para corregir a la baja las valoraciones catastrales en los suelos urbanizables no desarrollados de sectores industriales o residenciales, con el fin de adecuar sus valores a la realidad edificatoria sin expectativas de desarrollo urbanístico.

La actual legislación de Haciendas Locales impide a los ayuntamientos gastar con recursos propios o endeudarse por encima de unos límites muy estrictos. Con el superávit sólo se pueden financiar inversiones sostenibles o en su defecto se deben amortizar anticipadamente préstamos. Únicamente es posible financiar sin aumento de impuestos los gastos de inversión por encima de esos límites con ingresos extraordinarios de carácter urbanístico o con subvenciones. Se creará por ello un fondo de inversión con la subasta de terrenos o en su caso, con la monetización del 10% de los sectores industriales o residenciales que se desarrollen y con el canon por Declaraciones de Interés Comunitario de actividades en suelo no urbanizable, con el fin de acumular recursos económicos que completados en su caso con alguna subvención, permitan acometer por el propio Ayuntamiento la construcción del Teatro-Escuela Chapí, en el caso de que la Conselleria de Educación y Cultura no lo construya voluntariamente o por sentencia judicial.   
Incrementaremos un 5% las subvenciones a las asociaciones locales.

PP