miércoles, 12 de febrero de 2014

Compromís considera que la concesión de limpieza de edificios públicos es perjudicial a los intereses municipales

El Grupo Municipal de Compromís per Crevillent no apoyará la prórroga del contrato de limpieza de edificios públicos a cargo de SELESA, un servicio que a todas luces está siendo perjudicial para los intereses municipales y que con las últimas declaraciones del Alcalde se pone más en evidencia.

La limpieza de colegios, museo, o del propio Ayuntamiento, entre otros, costaba en 2010 1.078.790,30 euros, cuatro años después le cuesta a los ciudadanos de Crevillent 1.205.505 euros. En tan solo cuatro años se ha incrementado el coste de este servicio en más de un 12%, más de 127 mil euros.

Desde Compromís se recuerda que el coste fundamental de este servicio no es otro que el pago de la nómina de las limpiadoras y que en ningún caso éstas han sufrido un incremento de ese 12%, más bien al contrario. Atendiendo a los propios datos disponibles del Ministerio de Trabajo la variación salarial media pactada de los últimos cuatro años en el sector servicios está en torno al 5%, por lo que es más que evidente que este contrato no ha servido para mejorar las retribuciones de los trabajadores ni para el propio Ayuntamiento. Y todo ello siempre dando por bueno que se han cumplido las condiciones laborales de los trabajadores y que la subida de su convenio sea similar a la media española en el sector.

Para Penalva, portavoz municipal de Compromís las declaraciones del Alcalde de que este contrato es beneficioso para el Ayuntamiento y que además habrá que darle las gracias a la empresa por habernos regalado más de 30 mil euros al renunciar a la revisión de precios, es muy preocupante y exige que dé explicaciones con claridad y por supuesto, que haya transparencia en este asunto.

Según Penalva parece que se quieran burlar de los ciudadanos. Ninguna empresa que tiene contratos públicos regala por el amor al arte a ningún ayuntamiento 30 mil euros a cambio de nada. Lo que tendrá que explicar el Sr. Alcalde con luz y taquígrafos es a qué  compromisos ha llegado con la empresa. Porque desde Compromís no nos creemos nada de este tipo de mecenazgos cuando queda a penas un año para las próximas elecciones.

Desde Compromís queremos manifestar, en primer lugar que no es verdad que un nuevo contrato hubiese sido más caro que el actual, dado que todas las empresas han tenido que ajustar costes de todo tipo por lo que es más probable que actualmente las ofertas por este servicio hubiesen sido a la baja y no al alza como está ocurriendo en la mayoría de los nuevos contratos que se realizan.

En segundo lugar, cuando se renuncia a este dinero es porque puede hacerlo, lo que pone en evidencia que los costes del servicio son realmente inferiores a los que el ciudadano paga. Y por lo tanto, márgenes y beneficios comerciales de la actual concesión son superiores, cuestión que ya hemos denunciado en otras ocasiones por la perversión que suponen las fórmulas de revisión de precios estipuladas en el pliego de condiciones de la contratación.

En tercer lugar, desconocemos qué compromisos futuros ha adquirido el Alcalde con esta concesionaria a pocos meses de las próximas elecciones municipales. Y si pretende hacer como en otros servicios, realizar nuevos contratos unos meses antes de las elecciones para condicionar a futuros gobiernos y corporaciones que puedan no estar de acuerdo con continuar con la privatización de este Servicio.

Por último, indicar que las últimas actuaciones de este Gobierno y de su Alcalde respecto a las concesionarias de la recogida de basuras y la limpieza, así como el mantenimiento de jardinería, están siendo un auténtico escándalo queriendo dejar atado y bien atado los intereses de las empresas privadas. Máxime cuando hay grupos políticos y ciudadanos que están reclamando la municipalización de determinados servicios al evidenciarse que son más económicos y no están sujetos a amiguismos y clientelismos políticos de nadie.