sábado, 2 de febrero de 2013

Compromís califica de 'persecución injusta' la imputación de cuatro de sus compañeros por una protesta en Bankia


El próximo miércoles, día 6 de febrero, está previsto que se celebre el juicio por una supuesta alteración del orden público, que le ha sido imputada a cuatro compañeros, únicamente por haber participado en una concentración el pasado 8 de junio, ante la sede de Bankia en Crevillent. Manifestación que fue convocada por COMPROMÍS, con la finalidad de protestar contra los activos tóxicos y los excesos cometidos por esta entidad financiera y otras entidades bancarias. Esta concentración fue aprobada por la Subdelegación del Gobierno.

Los compañeros Ignasi Candela, David Quesada, Pascual Mollá y Juan Bautista Poveda han sido imputados en una concentración pacífica y sin incidentes.

COMPROMÍS considera que esta acusación carece de fundamento y responde a la política del Gobierno de perseguir y silenciar a los ciudadanos que protestan y no tienen apuros en pedir públicamente que se busque a los responsables de saquear las entidades bancarias que han tenido que ser saneadas con dinero público; calificando falsamente de violentas unas protestas sin incidentes y vulnerando de esta manera el derecho constitucional de manifestación.

La representación jurídica de los acusados ha presentado un recurso de reforma solicitando el archivo del procedimiento debido a que las pruebas que obran en el procedimiento a su juicio son suficientes para su archivo. Ya que hay dos versiones contradictorias, hecho que según la reiterada doctrina jurisprudencial no desvirtúa el principio de presunción de inocencia y ha de conllevar necesariamente a la libre absolución de los imputados.

COMPROMÍS quiere hacer público que por los mismos hechos existe también un procedimiento sancionador abierto ante la Subdelegación del Gobierno, expediente que nuestra representación jurídica ha conseguido suspender, hasta que finalice el procedimiento penal. El expediente pretende sancionar a estos cuatro compañeros, pero además la Subdelegación pretende sancionar a nuestra concejala Aitana Joana Mas Mas, únicamente por haber realizado la gestión administrativa, por la que la misma Subdelegación autorizó la Concentración.

Para COMPROMÍS habida cuenta de la existencia de sendos procedimientos abiertos por un único hecho, nos lleva a afirmar que se trata de una persecución injusta e inaceptable a todos aquellos ciudadanos que no se ajustan a los parámetros que marca el actual ejecutivo, que contrasta con la pasividad y el silencio permanente ante los excesos de la banca, corrupciones, reparto de sobres y amnistías fiscales a medida, etc.

Desde COMPROMÍS hacemos un llamamiento de apoyo y solidaridad a estos compañeros imputados que como otros miles de ciudadanos están sufriendo una  persecución, únicamente por denunciar los abusos y las injusticias que desde este gobierno y sus protegidos se están cometiendo contra los ciudadanos en todos los ámbitos sociales y económicos.



Ayuntamiento